Orar nos humaniza

images Orar nos configura como personas, porque, si lo que nos humaniza son las relaciones personales, orar será configurador de un estilo de humanidad que se llama cristiana, por cuanto nos pone rostro y figura a semejanza de Jesús: “aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas” (Mateo 11,29); “amaos los unos a los otros como yo os he amado” (Juan 15,12). Por lo cual, orar es amar, y será decirlo con la vida, la de cada día, la de los acontecimientos reales, ante los cuales nos habremos de situar comprometidamente, dando respuestas y actuaciones propias, de quien así ora, así vive y así se relaciona con Dios y con los hermanos, desde el amor.  Orar nos va poniendo el espíritu de las bienaventuranzas, capacitándonos para la comunión con los más desfavorecidos. “Procurad ser afables y entender de manera con todas las personas que os trataren, que amen vuestra conversación y deseen vuestra manera de vivir y tratar, y no se atemoricen y amedrenten de la virtud. A religiosas importa mucho esto: mientras más santas, más conversables con sus hermanas” (Camino de Perfección 41,7)

                                     Anna Seguí ocd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s