DECIRES ORANTES

barcaCuando centro la atención en Jesús, cuando me hallo bien asida a Él y le encuentro en mi interior, percibo que me asoma la carne sana y la mente clara. Él me dilata por dentro proporcionándome una amplia alegría. Jesús me pone seguridad y hace andar en libertad. Orar rompe límites, amplía el ser para amar y acoger. Quebrar rigorismos, ser libres y flexibles. 

*Cada toque amoroso dilata el corazón. Cada toque al entendimiento dilata la comprensión. Atajando la soberbia acrece la humildad.
*Jesús, descanso en Ti lo que es cansancio en mí. Respirarte a Ti es hálito de vida para mí. *Dice el Eclesiastés: “Tiempo de callar, tiempo de hablar” (Ecl 3,7). Mas, siempre es tiempo para atender y escuchar.

*En lo secreto y oscuro, Dios labra la piedra. Manoseando el barro, moldeando la arcilla, algo nuevo va a suceder.
*Soltar amarras, salir a navegar. Solitaria la barca, anchuroso el mar. Atreverse a entrar en la inmensidad. A la intemperie, al abrigo de cielo y mar.
*Se ahoga mi voz en la arena. Me consuela ver el mar…
*Asoma una lágrima, verter el llanto. La alegría viene detrás.
*Lo esencial emana de lo profundo.
*Penetrar en la Palabra, acogerla en el corazón. Impregnarnos de la misericordia de Dios.

                                                   Anna Seguí, ocd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s