RETIRO CUARESMAL

DSC01264La Cuaresma es tiempo privilegiado para interiorizar, para pensar a Dios y repensarnos a nosotros mismos. Saborear el amor que Jesús nos tiene, y afirmar el amor que nosotros le tenemos a Él y a los hermanos.  Tiempo para hacer una valoración sobre la manera de vivir nuestra fe y nuestro cristianismo. Tiempo de conversión. Tiempo para disponer el corazón a recibir el gozo pascual. Tiempo, al fin, para repensar cómo vivimos la misericordia, cómo la hacemos eficaz. Que la oración y la meditación de la Palabra nos impregnen de Jesús y su Evangelio.

TEXTOS BÍBLICOS 

“Buscad al Señor mientras se le encuentra, invocadlo mientras está cerca; que el malvado abandone su camino, y el criminal sus planes; que regrese al Señor, y él tendrá piedad, a nuestro Dios, que es rico en perdón”  (Is 55,6-7).

“Acuérdate de esto, de que eres mi siervo. Te formé, y eres mi siervo, Israel, no te olvidaré. He disipado como niebla tus rebeliones; como nube, tus pecados: vuelve a mí, que soy tu redentor” (Is 44,21-22).

“Cuando destierres de ti la opresión, el gesto amenazador y la maledicencia, cuando partas tu pan con el hambriento y sacies el estómago del indigente, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía” (Is 58).

“Quitémonos lo que nos estorba y el pecado que nos ata, y corramos en la carrera que nos toca, sin retirarnos, fijos los ojos en el que inició y completa nuestra fe: Jesús. (Hb 12,2).

“Convertíos y creed la Buena Noticia” (Mc 1,15).

REFLEXIÓN PERSONAL

1- Soy creyente, creo en Jesús como camino, verdad y vida. ¿Me dejo iluminar por el Evangelio para ser portadora de la Buena Noticia del Reino?

2– En la vida de cada día, ¿dejo que el Evangelio sea la fuerza orientadora de mi vida? ¿Pienso en cómo se situaba Jesús ante las personas y los acontecimientos, imito su proceder misericordioso?

3– Cuando oro, ¿me relaciono amorosamente con Jesús? ¿Soy consciente de que la oración es transformadora del ser y hacer, para adquirir el amor misericordioso de Jesús? El Padrenuestro ¿une mi voluntad a la del Padre? ¿Me hago pan para ser partido y repartido con los hermanos-as?

4– ¿Vivo atenta a las necesidades de las personas, les tiendo una mano de ayuda, les doy muestras del amor que les tengo?

5– ¿Soy consciente de las zonas oscuras que hay en mí? ¿Me sé necesitada de conversión para que Dios me cure por dentro? El Resucitado ¿qué debe iluminar en mí?

PARA ORAR 

“Escucha Israel: el Señor, nuestro Dios, es solamente uno. Amarás al Señor, tu Dios, con todo el corazón, con toda el alma, con todas tus fuerza. Las palabras que hoy te digo quedarán en tu memoria, se las repetirás a tus hijos y hablarás de ellas estando en casa y yendo de camino, acostado y levantado” (Dt 6,4-7).

Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda;
la paciencia todo lo alcanza; quien a Dios tiene nada le falta:
Solo Dios basta.

Anuncios

2 thoughts on “RETIRO CUARESMAL

  1. Paola Raquel 25 febrero, 2016 / 4:16 pm

    ¡Excelente! Para meditar. Es muy difícil el camino del seguimiento a Jesús. ¡Gracias hna.!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s