ORAR EL PADRE NUESTRO

Margarita Sikorskaia -13 El padre nuestro es la oración que Jesús enseñó a sus discípulos. Nos la dejó en herencia, y nos hace hijos. Santa Teresa aconseja detenerse y meditar las palabras del Paternóster”. Era la oración amada de Jesús, la preferida de su corazón, pues así se comunicaba con Dios, su Padre. La enseñó a sus discípulos y llegó hasta nosotros como herencia suya. Orar el Padrenuestro es tomar conciencia de que somos hijos y hermanos.

Teresa nos exhorta: “Y bien es consideremos somos cada una de nosotras a quien enseñó esta oración y que nos la está mostrando, pues nunca el maestro está tan lejos del discípulo que sea menester dar voces, sino muy junto. Esto quiero yo entendáis vosotras os conviene para rezar bien el Paternóster: no apartarse de cabe el maestro que os le mostró”.

Orar el Padrenuestro nos une a Jesús y al Padre. Es gracia del Espíritu Santo que actúa en nosotros para que se cumpla la voluntad de Dios y no la nuestra. Añade Teresa: “vaya bien rezado el Paternóster y no acabemos en otra cosa impertinente/ procurar tener el pensamiento en quien enderezo las palabras”. “Hacéis mucho más con una palabra de cuando en cuando del Paternóster, que con decirle muchas veces aprisa y no os entendiendo. Está muy cerca a quien pedís, no os puede dejar de oír; y creed que aquí es el verdadero alabar de su nombre y el santificarle”. 

Oremos con confianza de hijos diciendo: “Padre nuestro”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s