LA PAZ, FRUTO DEL AMOR

descarga-4Para cimentar la vida en una paz estable no basta pedirlo a Dios como un don. Será menester ponérselo fácil a Dios colaborando con su obra de amor misericordioso para toda la humanidad. Orar será trabajarnos interiormente, traer una alegre actitud de  desprendimiento de todas las cosas. No permitirnos que ningún afecto nos afecte hasta el punto de quedarnos paralizados. 

La paz es fruto del amor caminado en la libertad, pacificando la existencia. Que el amor no es solo el sentimiento y el abrazo, el amor es el camino, y en el camino también el abrazo. Al fin, el amor es camino hacia Dios y su abrazo. El amor es camino con el hermano, el amigo, la humanidad y su abrazo. Abrazo de  amor, de Dios y los hermanos. Unidos en el amor, haremos posible la paz.

En nuestra vulnerabilidad humana, podemos sentir una molesta turbación interior, hallar todavía una contenida violencia que, en ocasiones, estalla y nos desestabiliza. Sin embargo, aquel que trabaja por la paz, ora la paz, y vive cimentado en el amor, está desterrando la violencia de su ser y proceder para siempre. No dejemos que la violencia nos haga víctima de su mortal aguijón. La paz entra poco a poco y, decididamente, toma posesión serena y segura en nuestro interior. La paz de una vida reconciliada, la que es fruto de una vida en Dios, del Reino de Dios y del amor a nuestro prójimo. Amor mutuo, al fin. Seamos amor, para hacer posible la paz. Oremos la paz, fruto del amor.

 

Anuncios

2 thoughts on “LA PAZ, FRUTO DEL AMOR

  1. Montse 30 octubre, 2016 / 6:05 pm

    Querida Anna:
    Ciertamente, la PAZ no es ausencia de la guerra, sino fruto del AMOR. Es lo que quiere decir la expresión biblica: SHALOM. El saludo que Jesús dedica a los apóstoles sobre todo después e la Resurrección. Pero también es verdad, que las imágenes de las guerras actuales, que laceran tanto nuestro corazón, nos conduce igualmente, como bien comentas, a una “vida reconciliada”, superando “estrechuras” de mente y de corazón. Abrir “espacios”, para que se produzca el encuentro y la acogida. Más allá de lo “tuyo” y lo “mio”, lo NUESTRO.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s