LA SAMARITANA

03 DOMINGO III DE CUARESMA/ (Jn 4,5-42).  CICLO A

 Este pasaje de la Samaritana puede ser denominado como el evangelio del diálogo y  la sed, del asombro y la diferencia, de la humanidad y la divinidad. Tener sed es la necesidad que hay que saciar cada día para mantener la vida, la del cuerpo y la del espíritu. “Mi alma está sedienta de ti” (Sal 62). 

Jesús junto al pozo está cansado y tiene sed. Una mujer llega al pozo para sacar agua y Él le pide de beber. La sorpresa asoma en el rostro de la mujer. Ella samaritana, y Jesús un judío le pide de beber. Los esquemas de la mujer se rompen ante el atrevimiento liberal de aquel hombre que adivina su situación particular en conflicto. El encuentro con Jesús provoca un cambio de actitud en el proceder personal.

Jesús no repara en las apariencias ni las hostilidades, va directo a ofrecer el agua de la vida que puede apagar la sed de aquella mujer, necesitada de un agua diferente de la que él le pide, y que ella iba a buscar. “Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva”

A Jesús solo le importa atinar con la manera de hablar de Dios a la gente, e infundir el mensaje amoroso del Padre para cada hijo. Que todos beban del agua que él ofrece es el apremio de Jesús para que tengan vida, y la tengan abundante, es decir, que sean felices, y por ello Jesús se encarna en medio del sufrimiento humano, lo asume y lo redime.

Jesús es la fuente de agua viva. Sabe que él puede colmar los anhelos del corazón humano, y por ello provoca a la mujer para que acoja el agua que él le ofrece. Jesús no aparta de sí al diferente, ni al pecador, lo que hace es ofrecerse como solución de realidades desordenadas, se da a sí mismo: “el que beba del agua que yo le daré, nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna”.

No se trata de excluir sino de acoger, de ser capaces de  crear proximidad y diálogo con las gentes, con el creyente y el ateo, con el budista y el musulmán, el judío y protestante, con el pobre, el pecador, el desorientado, el indiferente, el enfermo y el preso, el gay y la lesbiana, los divorciados y vueltos a casar, los que viven juntos. Ofrecer el agua de la vida, no la pócima venenosa de la acusación y la exclusión. Mirar al otro como un necesitado y no como alguien que yo puedo juzgar y apartar de la fuente de la vida. Tener la actitud abierta e interesada de Jesús por el problema del que se nos acerca. Para ayudar a liberar debemos estar liberados. Y solo la vida de Jesús en nosotros nos libera de las ataduras que paralizan nuestro ser más auténtico.

Ante la duda de cómo y dónde hay que adorar a Dios, Jesús es claro: “se acerca la hora, ya está aquí, en que los que quieran dar culto verdadero adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque el Padre desea que le den culto así. Dios es espíritu, y los que le dan culto deben hacerlo en espíritu y verdad”. No son solo los templos y las ceremonias lo que hacen el culto y la adoración, sino la actitud interior del corazón viviendo en espíritu y verdad, en el encuentro con Jesús expresado en el encuentro con los hermanos, en la acogida fraterna y entrega generosa de unos con otros.

En el profundo centro del ser humano se halla el lugar de encuentro con el Dios de la vida. Somos templo del Espíritu Santo donde ofrecer un culto interior en espíritu y verdad. En nosotros fluyen las fuentes de agua viva, para liberar y dar vida abundante.

Anuncios

8 thoughts on “LA SAMARITANA

  1. maradudu 17 marzo, 2017 / 6:36 am

    Das en el clavo: Jesús en nosotros ofrecido como solucionador de conflictos.

    Me gusta

  2. Antoni Clausell 17 marzo, 2017 / 12:10 pm

    Acollir, integrar, no excloure a ningú. Quant ens queda encara per apendre! Hi ha una cançó de Luis Guitarra que ho explica molt bé: es diu “Los favoritos de Dios”.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 17 marzo, 2017 / 12:51 pm

      Ens queda molt i molt. ¡Caminem l’esperança! Una vida per l’Evangeli ens hi pot apropar, ens hi te que apropar. Gràcies pel teu comentari.

      Me gusta

  3. María 17 marzo, 2017 / 1:03 pm

    Querida Anna. Desde luego, eres decidida, valiente y clara para hablar, teniendo en cuenta que tu decir vuela en un blog público… Pero está tan bien dicho que, estoy segura, hace muchísimo bien en la conciencia de muchos, para interpelarla, hacerla reflexionar hondo y empujarla a crecer. Por supuesto, estoy completamente en línea de mente y corazón y apoyo cada palabra, pensamiento e idea que expresas con tanta habilidad, sabiduría e inteligencia de los tiempos.

    Gracias Anna, por compartir con tanta gente tu pensar, tu sentir, tu vivir…, tu experiencia de vida. María.

    Me gusta

  4. marivjo 18 marzo, 2017 / 9:02 am

    Un buen cubo de esa Agua me hace falta!!!

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 18 marzo, 2017 / 9:20 am

      Y que te sea refrescante y vivificadora. Bebamos el agua viva que se nos ofrece en Jesús.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s