ORAR NOS HUMANIZA

iStock_000040737660_XXXLargeOrar es hacer que nuestra relación amorosa con Jesús nos haga más humanos y más relacionales con los demás. La oración nos une a Jesús y nos afirma en su Evangelio. Una vida para el Evangelio adquiere mirada amorosa sobre todas las cosas, mirada misericordiosa sobre las personas. 

Cuando surgen sentimientos de desagrado hacia personas concretas, sentimientos que afloran instintivos, y que traen murmuración ofensiva hacia los demás, orar, hace posible evaporar o sacar de nosotros toda negatividad, aplacar toda agresión, y nos permite afirmar un sí al amor, una actitud amorosa hacia nuestro prójimo. Al fin, cada persona es mi hermano, mi hermana, mi amigo, que necesita ser amado por mí. No dejar a nadie sin la ración de amor que nos reclama y que necesita de nosotros. Somos seres necesitados de amor. Solo el amor nos hace crecer en humanidad. Y el amor busca ser correspondido. “Amor saca amor”.

Oramos para poder decir cada día sí al amor, orar nos dispone a una radical apertura al amor, que hace buena y bella la vida, que la hace más alegremente vivible. Orar nos hace aprendices del amor, y aprendemos también del amor que vemos y nos llega de los demás. La oración es una llenura de amor, como una lluvia que empapa la tierra en sequía y la hace florecer. Orar es estar y vivir en la escuela del amor, por la oración aprendemos a amar un poco más cada día. Se ora bien, si amamos de verdad. “Amar es cumplir la ley entera”

 

Anuncios

4 thoughts on “ORAR NOS HUMANIZA

  1. Anónimo 7 julio, 2017 / 6:15 pm

    ¡Qué bonito y cierto cuánto dices! La vida es volver a creer en la oración como camino hacia el amor. Y en el amor como lo único importante.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 8 julio, 2017 / 9:57 am

      Muchas gracias, somos muchos que lo creemos así. Sigamos, encendamos una antorcha, luz de la esperanza que alcanza cuanto espera.

      Me gusta

  2. MARÍA 8 julio, 2017 / 1:17 pm

    Precioso comentario, Anna. Sí, oración es relación con Dios, pero el Amor allí encontrado necesariamente rebosará hacia todo y todos (comprensión, compasión, respeto, acogida, afabilidad…). Solo entonces somos orantes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s