ORAR ES AMAR

images (20)“El verdadero amante, en toda parte ama y siempre se acuerda del Amado” (S. Teresa). Ser orante es ser amante. La oración transforma el ser y el hacer. Lo que soy y cómo soy queda demostrado en cómo vivo y hago las cosas. Por mi comportamiento pongo de manifiesto quién soy, en qué creo y en quién confío. Dice Teresa: “no está la cosa en pensar mucho, sino en amar mucho; y así lo que más os despertare a amar, eso haced”.

La oración nos renueva la personalidad y crea novedad de vida, obra misericordia y libera misericordiosamente. Amar y confiar es un estado de vida que lleva a vivir ejerciendo la confianza amorosa. “Ser afables y agradar y contentar a las personas que tratamos”. Pues el amor va más allá de lo puramente sensible, es una manera de ser y de vivir, de posicionarnos ante la realidad y las personas. El amor pone eficacia a las relaciones y acciones, produce alegría de vivir. “Ha de estar despierto el amor”. Orar es amar y decirlo con la vida.

El amor, más que un sentimiento, es una opción de vida. Solo la opción por el amor nos capacita para asumir la cruz hasta amar a los enemigos. Y esto no es tanto un sentimiento como una convicción, un andar en ejercicio de amor, ser amadores. Orar es amar, y el amor nos tiene que humanizar al estilo de la humanidad de Jesús, hombres y mujeres para el amor, la justicia y la paz. Es decir, estar empeñados en ser buena gente, ser buenos para los demás, y ser portadores de alegría. Ea, oremos y amemos, que para amar nos hizo Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s