PORQUE SOY HIJA DE ABRAHÁN

Elena GarmendiaQueridísima Mara: Sentía apremio por escribirte y decirte del hallazgo de un libro que me ha encantado. Lo he leído casi de un tirón y con avidez. Su contenido, sobre el sacerdocio femenino, me abrió el interés por ser un tema que me afecta y del que tengo mi propio criterio personal. Criterio que coincide plenamente con el de la autora del libro que, por cierto, es carmelita descalza, como yo, este hecho me ha vinculado profundamente a ella.

Tras la lectura, la llamé por teléfono para felicitarla por la valentía y coraje de su escrito. Un encanto de mujer, abierta y sencilla, segura del hacer de Dios en su vida, y por ello, libre como el viento, sin miedos ni encogimientos para decir la verdad de un “suceso” que la cambió por completo, afirmándola en su sacerdocio real.

Queremos vernos, si Dios nos regala hacer realidad este encuentro, lo primerísimo será celebrarlo con una celebración eucarística, celebración que espero sea compartida con otras personas que ven y entienden la eucaristía como una realidad abierta y no condicionada solo a las misas celebradas por los sacerdotes oficiales del templo. Somos un pueblo sacerdotal, somos eucarísticos, porque, el Jesús que nos vive nos hace lo que Él es: PAN QUE SE PARTE Y SE REPARTE PARA LA VIDA DEL MUNDO. En ello estamos, lo creemos y lo vamos proclamando y creando.

Me pidieron que escribiera una recensión del libro para la revista Nova et Vetera, lo hice placenteramente. Te la mando para que eches una ojeada a su contenido. Y cercana ya la fecha de tu cumpleaños, va el libro de camino como lo mejor que te puedo ofrecer en este momento. Potencia también su difusión, porque vale la pena que la gente conozca esta manera nueva de ser y hacer Iglesia, que va naciendo en los corazones de los creyentes en el Dios de la vida.      Querida Mara, te quiero y te pienso en mi oración, ora tú también por mí. Tuya siempre.     Nura

TÍTULO: Porque soy hija de Abrahán. Sacerdocio femenino ¿un clamor del Espíritu?AUTOR: María Elena Garmendia
EDITORIAL: Desclée De Brouwer

Mª Elena Garmendia, carmelita descalza, nos regala y nos sorprende con un libro de hondo calado y polémico contenido, expresado con extraordinaria naturalidad. Nos habla del sacerdocio femenino como realidad vocacional personal, como llamada, como “Suceso” y acogida incondicional por su parte. Todo transcurre en torno a dicho “Suceso” que la marcó para siempre y la configuró.

El momento y gracia del “Suceso” ocurría el 31 de Marzo de 1988, cuando contaba con 26 años de edad, era Jueves Santo. Dice la carmelita: “Cristo, en presencia del Padre y la Ruah, me impuso las manos sobre mi cabeza y dijo: “In persona Christi”. Tuve claro que se trataba de una consagración. Entendí que cuanto estaba ocurriendo era lo que mis palabras humanas pronunciaban mientras leía: Cristo sacerdote estaba siendo autor de salvación eterna”. 

Segura de su identidad de hija de Abrahán, ni teme ni tiembla en dar un paso adelante con pie firme y ritmo decidido, para narrarnos con deleitable fruición y profundo contenido, su historia de mujer llamada y marcada por Dios. Su escrito destila humilde belleza por la claridad, sencillez, espontaneidad y libertad ante todo lo que va explicando. Desde la primera página hasta la última, la lectura transcurre de asombro en asombro por su audacia y convicción, quedando eficazmente claro el paso de Dios por su vida y su llamada al sacerdocio. La fascinación de su narrativa radica en su profunda seguridad y serena afirmación. Las personas tocadas y marcadas por el Dios de la vida son capaces de cambiar la historia de la humanidad y de la Iglesia. De su parte, ninguna pretensión, pero ella es todo convencimiento, afirmada certeza y aplomo, gracias a Aquel que la sostiene.

El libro transparenta la verdad de una vida puesta en manos de Dios y dejada guiar por Él. Entre luces y sombras, firme en la fe y apoyada en la confianza en el Dios que la vive, María Elena, testifica la radical igualdad entre hombre-mujer en la Iglesia para actuar in persona Christi y en consecuencia, poder actuar in persona ecclesiae. Explica en su libro un momento clave del toque de Dios y lo narra así: “En persona de Cristo y en nombre de la Iglesia confieso la gracia que habita en mí. Es la gracia que se me dio a conocer por revelación hace años, que ha performado mi vida y se me encomienda testimoniar: Que también las mujeres estamos asociadas al Cuerpo de Cristo y somos coherederas y partícipes de su Promesa, por medio del Evangelio. Y, en consecuencia, que también las mujeres actuamos in persona Christi. Espero contra toda esperanza que un día la Iglesia católica repita sobre mí el gesto ocurrido en el Seno de la Trinidad salvando, así, ese hiato entre carisma e institución y Pedro y Juan caminen juntos”. 

María Elena Garmendia concluye mostrando su paz, la que solo puede dar Cristo. Su corazón arde en deseo de poder encender esta llama de amor en las gentes. Su misión, la de María Magdalena: “Ve y dile a mis hermanos”. Amor y pasión, confianza y paz inundan todas las palabras de la carmelita que se vive unida a su Amor como amada del Cantar de los Cantares, y así canta ella: “Mi vida es ya vivir tu vida. No pidas que me separe de Ti: donde Tú estás, estaré, lo que hiciste, haré. Tu reino será mi Iglesia y Tú-Dios, mi Dios”. 

Muchas gracias, María Elena, por la joya que pones en nuestras manos, por haberte atrevido a ser y decirte a ti misma. Gracias de corazón. Tu libro no nos deja indiferentes, y a decir de Santa Teresa: “La verdad padece, pero no perece”.
Anna Seguí Martí, ocd

Anuncios

4 thoughts on “PORQUE SOY HIJA DE ABRAHÁN

  1. Marta Ianantuoni 9 febrero, 2018 / 2:49 am

    Si, sacerdocio de todos los bautizados, llamados a ser Cristos vivos, en la transformación del mundo y en el misterioso camino interior proyectado evangelicamente.

    Le gusta a 1 persona

  2. Rafael 10 febrero, 2018 / 1:31 am

    Anna gracias una vez mas por compartir tus escritos! Soy de Brasil y me gustaria mucho escribirte por correo eletronico. Un abrazo grande Rafael.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 11 febrero, 2018 / 5:40 pm

      Gracias por seguir mis escritos, es mi deseo que te puedan ser de ayuda. Me pondré en contacto contigo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s