CAÍN Y ABEL

b698e8572df9c14f05b3a10e0d5f87e9--cain-and-abel-orthodox-iconsEn el capítulo 4 del Génesis, la Biblia nos habla de Caín y Abel, los dos hermanos son los hijos primicias de Adán y Eva. En ellos aparece la bondad y maldad en los inicios de la humanidad. Como consecuencia de la ruptura de la fidelidad a Dios de sus padres, ha entrado el desorden, la controversia, la envidia y el crimen. En realidad, Caín y Abel podemos mirarlos como dos personajes que devienen uno dentro de nosotros. Nadie es absolutamente malo, ni nadie intachablemente bueno. Maldad y bondad se debaten en nuestro interior.

Dentro de nosotros llevamos los gérmenes de ambos hermanos, y todo va a depender del que hagamos crecer y potenciar. Los sentimientos de bondad y maldad pululan dentro, nos traspasan, se cruzan y sobreponen uno al otro con desmesurada tensión. Queriendo hacer el bien, con no poca frecuencia realizamos el mal, y peor aún, cuando el mal se levanta adueñándose de nuestra voluntad, sucumbimos a lo peor que hay en nosotros hasta ser capaces de matar, y matamos, devastamos, creamos la violencia y la muerte.

Caín y Abel soy yo, sus nombres son mi nombre, sus sentimientos y sus obras son mi gozo y mi sufrimiento, tal sea lo que domina a cada momento. Pero sé que hay en mí una realidad mayor que la de Caín-Abel, que me da identidad nueva, es Cristo el Señor. Unido mi ser a Jesús, todo queda custodiado bajo la verdad redentora y santificadora de su acción humano-divina que también está dentro de mí, y lo está como realidad constitutiva, encaminada a la realización plena en el amor. Más fuerte que el mal y la muerte, es la vida de Cristo Jesús dentro de mí, que me pone semejanza con Él, a pesar y más allá del Caín que está en mí

Me debato entre la controversia del bien y el mal, pero me apoyo en Jesucristo, para que Él aliente siempre en mí la bondad en el amor. Abel integra a su hermano Caín y lo redime (el bien es salvador), todo queda santificado en la realidad redentora de Cristo Jesús. Yo misma y toda la humanidad, con la gracia que nos asiste, podemos envolver y transformar el mal en el bien sanador y libertador, porque Dios quiere que su criatura amada viva a semejanza suya. No se trata de matar el mal, sino sacar incluso de nosotros la palabra “matar” como término negativo. Y tomar conciencia de que, el poder resurreccional sumerge todo lo malo en las fuentes sanadoras de la bondad y la misericordia salvadora de Dios en Cristo Jesús. Las aguas del Espíritu purifican nuestras actitudes haciéndolas luminosas y alegres en el amor. Caín-Abel es la humanidad salvada por Dios en su Hijo amado.

Siempre habrá alguien dispuesto a morir (Abel) para salvar a la humanidad. Siempre habrá agresores (Caín) necesitados de salvación. “Y el Señor marcó a Caín, para que no lo matara quien lo encontrara” (Gn 4,15). Dios nos marca en la frente para que nadie nos toque, porque solo Dios juzga nuestras acciones, solo Dios salva. Ser Caín es una amenaza que nos acosa y nos hace destructores de los hermanos. Ser Abel es una gracia que debemos potenciar y agradecer como fuerza salvadora para los hermanos también. Caín-Abel caminan juntos como expresión de nuestra realidad humana. Dios ama lo creado y lo quiere salvar, lo ama y redime, todo va encaminado a una salvación en Dios, la que Jesucristo ha realizado para todos. “Por pura gracia estáis salvados” (Ef 2,4)

 

6 respuestas a “CAÍN Y ABEL

  1. María Elisa 28 marzo, 2018 / 2:55 am

    Como tú lo dices muy bien hay una realidad mayor que la de Caín-Abel la de CRISTO, mi SEÑOR, Señorcon propiedad con una relación de amor al Amor.

    Me gusta

    • mdamat 28 marzo, 2018 / 7:35 pm

      Caín i Abel: Anna, molt d’acord! Moltes gràcies per la teva reflexió tant encertada. Aquesta és la realitat de la lluita entre el be i el mal dintre nostre. Però tenim la confiança en Jesús que per la deva Creu ens allibera i fa créixer en nosaltres un desig infinit de Déu. Ell és el camí, la veritat i la vida. L’hem conegut i no ens en podríem desfer.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s