SED DE DIOS

gn20130807022933Mi gran relajación es la oración. En ella, todo mi ser queda rendido ante Dios, aflojando la tensión, volcando el dolor o la alegría. Sabiéndome acogida por el amor, espero la paz como gracia y don. Todo se realiza en la fe y en la actitud de confianza plena, esperanza de mi ser creyente. Tengo sed de Dios.

Oro con deseo de lluvia suave y mansa, aroma de tierra empapada, mullida, rocío matinal, frescor fecundante que hace brotar el verdor de la esperanza. Tibios rayos de luz que disipan la noche y abren el día, hálito respirable del amanecer. Sed de Dios. 

La vida, un hogar de felicidad, si la bondad despunta decidida para regalar su armonía dichosa. Ser humano, pequeña criatura frágil y quebradiza, enriquecida por la presencia interior de su Creador. Envueltos por el Amor de nuestro Hacedor, todo lo bueno y bello nos es realizable. El frescor de la lluvia sazona la tierra árida y herida de nuestro corazón. La vida brota, emergen sus flores y colores, el trigo y la cizaña. Comienza nuestra labor.

Hortelanos de primera hora, cultivadores de vida de Dios. Si sembramos viento, cosecharemos tempestades. Si plantamos amor, recogeremos felicidad, aún en el dolor. La tierra es el hogar de la humanidad. En cada corazón humano está la responsabilidad de bien, inscrita a sangre y fuego. En cada acto bueno o malo, asoma nuestra verdad, ¿quiénes somos, cómo obramos, qué ofrecemos o regalamos? Abramos y ofrezcamos un camino de amor y perdón.

Y queramos ¡oh, sí!, queramos construir nuestro hogar en la justicia, el amor y la paz, nos lo enseñó Jesús. En ello nuestra felicidad, el mundo para la fraternidad, encuentro amoroso de humanidad. Que sea alegre la vida, que haya fiesta, cantos y danzas de libertad. Y atentos, ávidos a escuchar la voz de Dios, su Palabra, Jesús, nuestra eterna Eucaristía, sustentados en su verdad. Sed de Dios.

Anuncios

4 respuestas a “SED DE DIOS

  1. Remedios 29 abril, 2018 / 5:40 am

    Cuanto bien nos haces dando voz, transparentando todo aquello que te invade. Tus palabras sacan afuera las imágenes y vivencias de tu alma. Gracias

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 29 abril, 2018 / 6:33 am

      Gracias por tus palabras. A tu oración tambien me encomiendo. Que gustes el agua que Jesús te ofrece.

      Me gusta

  2. José Martínez Rivera 29 abril, 2018 / 8:24 pm

    Solamente con decir y pensar SED de DIOS…que sí, que la tengo, que quiero beber más, que quiero empaparme. SED DE DIOS. Quiero tener más y sentir y oir la frescura del AGUA que mana del costado de Xto.
    Gracias, Anna, aunque no sea más que por mencionar la SED.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s