EUCARÍSTICOS

espigas Anna

¿Qué hace verdadera la Eucaristía? Considero que la materia es lo de menos. Es el amor de Dios, la presencia de Jesús vivo en nosotros, lo que nos hace pan eucarístico. Solo el amor es el pan digno de ser comido y compartido. Jesucristo, amor encarnado que nos vive, nos hace eucarísticos, somos pan para ser partido y repartido. Ofrezcamos lo que somos y tenemos: Eucaristía. Que somos sacramento. El discipulado es eucaristía ofrecida para la vida del mundo. Cristo, como grano de trigo, muerto y sepultado en la tierra, ha resucitado. El cristiano, resucitado con Cristo, es espiga de trigo que deviene pan eucarístico. Donde hay un cristiano, hay eucaristía y hay iglesia. Dios nos quiere en comunión, eucarísticos. Una fraternidad de amor y perdón, alegre, libre, feliz.

La gracia está dentro, y es más lo que hay en nosotros por ser desvelado, que lo que tenemos por conocido y establecido. Dios es sorprendente e imprevisto, nos desconcierta, nos lanza a la aventura de construir su Reino y a ser Cristo en la tierra. Dios sigue recreando la humanidad por medio de nuestra realidad redimida por Jesucristo. Trabajadores de la viña, multiplicadores de panes y peces, perdonados y perdonadores; labramos el jardín de la dicha, es nuestra responsabilidad, reto y tarea.

Donde hay un cristiano, hay una mesa y un banquete, para que todos coman, crear la comunión. “Dadles vosotros de comer” (Lc 9,13). El amor produce el milagro de convertir el mal en bien, la escasez en abundancia, la opresión en libertad. El amor es el pan de la felicidad, porque es lo que más nos asemeja a Dios. Nada hay por encima del amor. “El amor procede de Dios. Todo aquel que ama es hijo de Dios y conoce a Dios”  (1Jn 4,7). Eucaristía, amor y perdón, fraternidad y comunión, es nuestra identidad cristiana.

Anuncios

2 respuestas a “EUCARÍSTICOS

  1. Remedios 4 junio, 2018 / 8:42 pm

    Cómo desearía que llegara a más gente todo cuanto escribe. Iba a decir que tiene las ideas muy claras…pero no, no es cuestión de ideas sino de vivencia. Con ése “hacia adentro” del que nos hablaba días atrás experimenta el Amor y es el que la hace partirse y repartirse como pan eucarístico . Gracias, siempre.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 4 junio, 2018 / 10:45 pm

      Gracias por tu comentario. Al encuentro con Jesús por la oración amorosa, Él se nos regala y nacen las convicciones profundas del corazón.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s