PEREGRINACIÓN DE LA CONFIANZA

9bd48e52b7Encuentro Europeo de Taizé, Madrid 2018.
Taizé abre y recorre una senda muy sencilla. Su camino se llama: “Peregrinación de la confianza”. Un itinerario abierto a la esperanza constructora de nueva humanidad. La confianza es alentadora de posibilidades venideras y nuevas. La confianza trabaja la paz y deja todo en manos de Dios, un descanso en brazos del “Padre de las misericordias y Dios de toda consolación”. La confianza nos pone en actitud de apertura del corazón, que logra situarnos ante los demás con entrañas misericordiosas también, como lo hace Dios.

49079315_2427903640789045_3202857254084673536_oLa confianza surge del amor, un corazón que ama lleva en sí fuerza sanadora, salvadora y libertadora. La confianza y el amor nos permiten situarnos ante los demás con amplia acogida de su realidad personal, sea la que sea. Gracia y pecado son acogidos y abrazados por la confianza amorosa. Sea cual sea la herida, la confianza abre un proceso sanador y libertador.

Por graves y profundas que sean nuestras heridas, por muy alejados de Dios que estemos, la confianza no juzga, porque sabe que, juzgar al hermano es atentar contra la libertad de los hijos de Dios, libres y señores. El Padre nos ama incondicionalmente, más allá de nuestras infidelidades. Juzgar es asfixiar la esperanza, hasta matar los brotes tiernos de los procesos de reconciliación. “El mirar de Dios es amar”, Dios no puede más que amar. La vida orante de Taizé quiere y busca ayudar eficazmente a mantener fresca la alegría y segura la esperanza, su oración apela siempre a la confianza, porque Dios no nos abandona.

316fa0e9-b840-4382-a2ef-fb72dddaf66d-1024x497En Madrid, las familias han abierto y ofrecido sus hogares para la acogida. Esto es expresión de la generosidad del corazón que se abre a la confianza y acoge amorosamente al desconocido como hermano y amigo. Esto pone de manifiesto que nuestro corazón es capaz de situarse ante el otro, no como quien ve un extraño, sino un hermano, un hijo de Dios. Ofrecer el hogar y el corazón como lugar para su descanso. Acoger al desconocido con la segura identidad de ser hermano en la fe, aporta mucha alegría a las familias. La frescura de la fe de los jóvenes que dedican su tiempo a la oración y la fraternidad, alienta y vigoriza nuestra propia fe.

Orar todos juntos es experimentar el gozo de un amanecer que se abre a la confianza de un mundo en el amor y la paz. La oscuridad de nuestras noches se desvanece, la oración enciende una gran luz que nos llena el corazón de alegría. Y en la oración se iluminan las verdades, se disipan las sombras, se expulsan los miedos. Orar nos abre al gozo, nos habilita para la fiesta del corazón. La oración nos lanza a la vida para hacerla más vivible, amorosamente feliz, alegremente festiva. Dios solo quiere nuestra felicidad.

Vidas-tocadas-Taize

Orar juntos purifica el aire de nuestras contaminaciones interiores, refina nuestra tosquedad y nos volvemos efluvio de amor para los demás. Un corazón orante es un corazón amante. Nada queda fuera de este hogar de acogida amorosa del corazón. La bondad y la belleza son celebradas. Dios en Jesús vive ofrecido, queda a nuestra disposición. La oración de Taizé nos lanza a la “peregrinación de la confianza”, nos alienta a ser portadores de amor y bendición donde quiera que vayamos y vivamos. La “peregrinación de la confianza” tiende la mano a cada ser humano porque todos somos hermanos. Que el Año Nuevo 2019 nos lleve a peregrinar los caminos de paz y justicia, amor y fiesta, hasta romper las barreras que impiden toda libertad.

Anuncios

4 respuestas a “PEREGRINACIÓN DE LA CONFIANZA

  1. Alberto orero veintimilla 1 enero, 2019 / 10:50 pm

    Bona nit i feliç any que ha començat.El dissabte passat vam estar a Madrid en l’Almudena en l’oració del migdia i després en la catequesi que feren D. Carlos i el germá Alois. Va ser una catequesi sobre el Pare Nostre. Deprés anarem a IFEMA, estigueren un ratet i quan començá l’oració del vespre ens tornarem a l’estació per tornar a casa. Va ser un dia molt plé i enriquidor. Una sort haver participat encara que sols fos un sol dia. Podem donar gàcies a Dèu pel regal.
    ________________________________

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 2 enero, 2019 / 6:49 pm

      Sí, Taizė és tot un regal de Déu. Estic contenta de la vostra participació, ni que fos un sol dia. Sé que pogueren assaborir el do de la pregària.
      Bon Any també per vosaltres.

      Me gusta

  2. MARÍA 5 enero, 2019 / 6:29 pm

    Me ha emocionado, querida Anna, el que hayas traído el quehacer de Taizé por tu blog.

    Una parábola de comunión, amor y reconciliación, sembrada desde hace años en tantos y tantos jóvenes que buscan y se acercan.
    Todos ellos, marcados por el silencio orante (que aprenden a escuchar) y un nuevo sentido de hermandad, contribuirán a levantar barreras, acortar distancias y crear lazos de fraternidad humana y espiritual en todos los pueblos de la tierra.

    Gracias, porque sí: Taizé es un regalo de Dios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s