REPENSAR LA PALABRA

1331571186_133157_1331571186_010_sumario_normal

La Biblia es la Palabra de Dios que nos salva. En la Biblia queda reflejada y expresada todo la pedagogía salvadora de Dios. Bien se puede decir que es el Libro de las misericordias del Señor, porque en ella, todo va de salvación, de amor y perdón.

Dios, todo lo que crea lo hace bueno y bello. Y cuando crea al ser humano –hombre y mujer los creó-, nos hace a imagen y semejanza. Dios no se desdice de su plan salvador. Nos ha creado para ser felices y nos quiere en el jardín de la amistad y la abundancia de bienes. Dios se goza recreándonos.

¿Por qué se frustró la armonía dichosa primera? El misterio nos sobrepasa, y ante él tal vez sea bueno un silencio de asombro y repensar la salvación. Y se ilumina el empeño, casi tozudo de Dios, por crear una historia de amor salvador. Así, la Biblia es nuestra propia historia, aquellos aconteceres son los nuestros, aquellos personajes somos nosotros. Pecado y gracia, amor y violencia, guerra y paz, caer y levantarse. Historia bíblica, la de los antepasados, la nuestra al fin.

La Cuaresma es tiempo para repensar la historia de salvación y orar la Palabra. La historia de la pasión enamorante de Dios por nosotros sus hijos amados. Jesús la realiza y lleva a plenitud. Su gracia nos resitúa en el jardín de la redención, más bello y fructífero que el de la creación. Respondamos al amor con amor. Dios sigue diciéndonos: «Yo seré tu Dios y vosotros seréis mi pueblo». Vivir la salvación, repensarla, disfrutarla. En Cuaresma, también la fiesta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s