ADVIENTO – 2019

 

b701902fc0dba2484e3306c3500fd37a

El Adviento es como entrar en las entrañas misericordiosas de Dios. Adviento es el sabor de la siembra nueva, que dará como cosecha la Nueva Creación: JESÚS. El esperado de los tiempos llega. Dios con nosotros, encarnado, humanado, viviendo a lo frágil, como uno de tantos. Adviento es la misericordia de Dios, la expresión de su cariño, su decidido amparo que abriga en Sí a toda la humanidad.

Dios se nos regala. Viene a establecer morada, no solo en la creación, sino en cada uno de nosotros. Porque Dios no quiere ser un Dios de templos, sino un Dios que, metido en nuestra carne, se queda a morar dentro de cada uno de sus hijos-as amados. Nosotros somos morada de Dios, lo más sagrado que hay en el mundo. Nada está por encima del ser humano, hasta el punto que, Jesús mismo, viene a hacerse nuestro servidor. No viene como un rey, viene a lavarnos los pies. Delicadeza de Dios que nos da ejemplo de cuál ha de ser nuestro proceder, el suyo: Amar y servir. 

Adviento es el momento de la preñez de Dios en María, que dará como fruto a su Hijo amado, Jesús. Adviento es el tiempo que nos dispone a recibir la novedad. Todo lo viejo ha pasado. El Antiguo Testamento fue la gran pedagogía de Dios con nosotros, preparándonos para este momento último. Ha comenzado lo nuevo y definitivo: Ser como Jesús. Él es el logro de lo diferente, de lo que brota del amor, el perdón y la paz. Ya el ser humano es el llamado a ser hijo amado de Dios y hermano de todos. Nadie por encima de nadie. Dios nos da un solo nombre: hijos y hermanos. Todos juntos y sirviéndonos unos a otros. Somos responsables de hacer crecer el Reino de Dios que está en medio de nosotros y es el cielo nuevo y la tierra nueva que no tiene fin. El cielo empieza aquí y ahora, como signo de salvación.

Comienza el Adviento de este año 2019. Lo recorreremos juntos, hasta la Navidad, en que las promesas quedan cumplidas: “Cuando se cumplió el tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, para que recibiéramos el ser hijos adoptivos” (Ga 4,4-5). Jesús es el libertador. Todos estamos llamados a ser y vivir como vivió Él, que “pasó haciendo el bien”. Ser cristiano es ser Jesús viviente y libertador.

10 respuestas a “ADVIENTO – 2019

  1. Manuela Ramirez 29 noviembre, 2019 / 6:26 am

    Me entusiasma sobremanera los mensaje de nuestra Hna.Anna Seguí OCD y justo en esta fiesta tan especial que se avecina Tengo ciertas batallas espirituales y leer este mensaje de Adviento, me ha sacudido el alma! Muchas gracias por tanto.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 29 noviembre, 2019 / 9:14 am

      Dios aparece en nuestro mundo y en nuestra vida para reconciliarlo y pacificarlo todo, para alegrarnos. Con amor y comunión.

      Me gusta

  2. María Noel 29 noviembre, 2019 / 9:01 am

    Gracias por ayudarnos a prepararnos. Adviento, tiempo litúrgico de la venida -nacimiento- del Hijo de Dios, que cambia el curso de la humanidad. Abrazo y en comunión siempre.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 29 noviembre, 2019 / 9:12 am

      Que por nuestro vivir resplandezcamos este cambio sanador y Salvador. Abrazos entrañables, como los de Dios

      Me gusta

  3. marivjo 29 noviembre, 2019 / 10:06 am

    Mirad que viene el Esposo: espera, preñez de Dios también en cada uno de nosotros, cada adviento es nuevo, es más adviento y según cumplimos años, más todavía. Viene, viene, viene siempre, como dice R,Tagore: certeza de que viene y esperarle en nuestra estación. Saber que vendrás para llenarnos de Ti, siendo como Tú, hijos y hermanos. Muchas gracias Anna por ayudar nuestra espera. Que Dios te bendiga

    Me gusta

  4. mdamat 1 diciembre, 2019 / 7:53 pm

    El nostre Déu és el Déu de les sorpreses Que ens fa el regal de la presència de Jesús en el nostre món i dintre de cadascú de nosaltres. Per trobar-nos amb Ell ens cal cercar-lo i confiar en Ell. L’Advent ens facilita renovar la nostra espera confiada.

    Me gusta

  5. María Elisa 6 diciembre, 2019 / 3:42 pm

    Querida Anna me llega mucho “ser solo de Jesús” , ello es lo fundamental, períodos de gozo interior, de presencia del Amado. de encuentros íntimos son regalos, lo esencial es “solo ser de Jesús. Gracias siempre recreas mi oración

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 6 diciembre, 2019 / 4:08 pm

      Y es que Jesús nos recrea siempre… hasta en la noche él está recreándonos. En comunión.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s