CUANDO TODO OSCURECE

 

wp-1461433039720

¿Qué soy cuando todo oscurece en mí? Una sensación de menesterosidad, de abandono, desnudez y pobreza absoluta me asalta. La oración se torna una espera penosa, reclamo de tu presencia. No sé qué hacer conmigo misma cuando fallan los cimientos de la fe. Una leve confianza puede abrir un resquicio de luz y ver que Tú no dejas de mirarme. Y tus ojos serán mi resplandor.

En la noche espero tu día sin desesperar, aunque me pese la noche y la espera. En la noche, permanece el deseo de Dios, y este deseo ¿no es acaso el comienzo de un despertar y clarear?

Abrazar la confianza, ella atempera las inquietudes que anidan en el corazón. Tu Espíritu de amor me recrea en la paz, aunque me debata en mis torpes dudas. Dentro de mí, Tú eres la fuente del amor, recreas mi ser y me dices: “amada mía ven a mí”. Tú creas un diálogo de amor, Esposo y Amado, “Tú tienes palabras de vida eterna”; me suscitas “cantos de liberación”. Disipas mis tinieblas y “tu luz nos hace ver la luz”.

 

3 respuestas a “CUANDO TODO OSCURECE

  1. Luis Alberto de Jesús y María 31 enero, 2020 / 9:08 pm

    Gracias Hermana Anna. Saludos!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s