MIRAR E IMITAR A CRISTO

amaos-unos-a-otros-fano

Si no vivimos mirando e imitando a Cristo, nuestro cristianismo no reflejará la luz que estamos llamados a irradiar. Nuestro seguimiento de Cristo debe testimoniar e iluminar el distintivo del amor mutuo, como ley única que Jesús ha establecido entre nosotros: «Así como yo os amo, debéis también amaros los unos a los otros. Si os amáis los unos a los otros, todo el mundo conocerá que sois mis discípulos». 

El interés por Jesús y su Evangelio será real si nuestra vida es coherente, si la gente ve en nosotros fiables testigos del amor y la justicia, la paz y la libertad, la alegría y la fiesta. Vivir dinamizando el amor para que se abran caminos de felicidad y libertad.

Ser personas comprometidas y favorecedoras del bien hacia cada ser humano. Más que el culto es la vida, más que las prácticas piadosas es el cambio del corazón que se abre al amor y el perdón. Ser cristiano es ser humano a modo de la humanidad de Jesús. Ser cristiano es ser hermano universal. Todo depende de la identidad con Cristo, de adquirir su mentalidad y su proceder. Vivir una vida para el Evangelio, procediendo como  Jesús, que paso haciendo el bien. El Resucitado nos da su luz y su identidad: SER PAN DE VIDA.

DECIR DE LOS MÍSTICOS

«Este tener verdadera luz para guardar la ley de Dios con perfección es todo nuestro bien; sobre ésta asienta bien la oración; sin este cimiento fuerte, todo el edificio va falso». (Santa Teresa. Camino 5,4).

Una respuesta a “MIRAR E IMITAR A CRISTO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s