ORACIÓN OFRECIDA

d274c908be7eff54a4b5b691cfd9ea84--christian-quotes-christian-art

¿Qué puede ofrecer al mundo la oración de una contemplativa? ¿No es, acaso, la oración que se une a la plegaria que Jesús ofrece al Padre-Madre para que todos sean uno y se salven? La oración, toda oración, es una prolongación de la oración de Jesús. Nada somos sin Él. Su Espíritu es quien realiza en nosotros la oración.

Mi vida orante es una realidad que, por pura gracia, alcanza a todos. Orar es relacionarse amorosamente con Dios. Por medio de la oración llegamos a toda la humanidad, penetrando en el corazón de cada persona, para calmar y colmar su sed de Dios, su deseo de salud y amor, felicidad y libertad, justicia y paz. Orar, con la seguridad de que, quien ignora el valor de la oración, es orado por los orantes, por Jesús orante. Nada ni nadie está perdido, la oración es la convicción de una salvación realizada y cumplida por Dios en Jesús. Orar con gozo de ser orante. La oración es abrir un cauce a la esperanza por el que fluye la vida hacia la realización plena. Todo lo que necesitamos de Dios lo tenemos dentro.

Por la oración me pongo en manos de Dios, dejar que Él me transforme. Por la oración, mi rebeldía indomable queda amansada, que no aplastada y poco a poco transfigurada. Por la oración, Dios va transformando calladamente mi realidad, completando en mí la alegría dichosa. Esperar en silencio el hacer de Dios, me hace percibir la gracia que obra secretamente dentro de mí, unificando el ser. Todo va siendo conducido a la plenitud en la reconciliación plena. No desesperar ante las situaciones extremas, lo inesperado sucede. Dios y toda la creación -mi naturaleza y todo lo creado-, se ordena dentro de mí. En este universo y en Dios, soy única para Él. Todo tiene un final feliz, hacia él caminamos, peregrinos de la fe. Dios todo lo va transfigurando.

2 respuestas a “ORACIÓN OFRECIDA

  1. Natalia 15 mayo, 2020 / 9:51 am

    Cuánta razón!!! A mí lo que más me gusta es crear cada día una oración distinta, que salga del corazón. Repetir por repetir las oraciones dadas no me llenan, aunque a veces las recito, pero no me llevan a esa conexión profunda donde puedo abandonarme y dejarme transformar en sus manos.

    Gracias Anna por tu bonito Blog.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 15 mayo, 2020 / 1:07 pm

      Todo depende de este dejarnos transformar, adelante con ello, Dios es quien nos lleva de su mano. Un cariñoso abrazo

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s