BREVES TOQUES ORANTES

Más que largos momentos de oración, me es necesario parar y tomar conciencia orante, momentos breves pero frecuentes de oración. Detenerme y refrescar la memoria de que Tú me vives dentro, es todo el bien que necesito para recentrarme y no andar dispersa. Breves momentos orantes me retornan a lo sagrado que nos envuelve: Tú estás en mí y me transformas en ti. Este recuerdo constante y reiterado me proporciona la centralidad necesaria para andar entera, buscando hacer el bien que a Dios le agrada. Fuera de Dios me disperso, me quiebro, pierdo el centro y se desfigura el perfil amoroso que me hace humana y preciosa por dentro, en tanto que aflora el hacer de Dios en mí. Lo humano, lo amable, el delicado cuidado, crea la armonía dichosa y feliz.

Breves momentos orantes me recolocan, me centran y pacifican. Un cuidado atento, una actitud acogedora, un tender la mano y el abrazo; estarme dando y regalando lo que soy y tengo. Este vivir ofrecida en conciencia clara de ser eucaristía, porque somos lo que Jesús nos hace y se hace en nosotros. Vivir calladamente inmersa en la realidad que nos rodea, es ser levadura en la masa, todo puede fermentar. Cristianizar la vida con este sencillo hacer de Jesús que “pasó haciendo el bien”.

Breves momentos orantes es orar la vida, amarla, regarla, recrearla, cuidarla. Y orar las relaciones para comprender al otro, hasta darle el abrazo y beso de la paz; que somos hermanos y hemos de vivir perdonándonos, porque si no perdonamos, nos deshumanizamos. Nada queda fuera de mi realidad. Los conflictos personales y sociales, las penas y alegrías, la esperanza y confianza de toda la humanidad, todo queda orado y acogido en mi corazón. Me estremece de gozo la confianza segura que serena toda inquietud, expulsa los miedos, rompe cadenas, abre puertas y ventanas al aire y la luz del Espíritu de Dios.

Breves momentos orantes que nos abren a la esperanza y el amor, realidad que me hace humana a imitación de la humanidad de Jesús. Seguirle y vivir junto a Él una vida para el evangelio, camino abierto a la sanación, la confianza y la paz. Humanos, hermanos, juntos, unidos y plurales, creadores de una cultura de la ternura. Breves momentos orantes, son signo eficaz de vida feliz en el amor. Cuidar y mimar los breves momentos orantes, ellos son toques amorosos de Dios.

 

2 respuestas a “BREVES TOQUES ORANTES

  1. Eve 10 julio, 2020 / 8:33 am

    Muchas gracias por su entrada. Nuestro Dios es dios de lo cotidiano, el dios también de sorpresas, nos sorprende con el ordinario……
    Tenemos que buscarlo en cada día, todos los días…. Todos los momentos…
    Eve

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s