SUEÑOS JUNTO AL MAR

Presentación1

Sueño con posibilidades de paz, amor y libertad para toda la humanidad, y nuestro esfuerzo para realizarla. Sueño con la fraternidad de todas las religiones, fomentando la unidad en la pluralidad y hasta la diversidad. Y sueño creer en Dios más allá de las religiones. Sueño envuelta en brisa de mar.

Sueño caminos abiertos que transiten las naciones sin fronteras, ni barreras o prohibiciones. Caminos para la humanidad peregrina, hogares de acogida, mesas de vino y pan compartido, entornos de fiesta y amistad. Sueño corazones bien dispuestos, de buena tierra, labrada y sembrada, fructificando bondad. Sueño navegar los mares.

Sueño personalidades llenas de coraje, capaces de aventurar la vida en desafíos y reorganizando otras posibilidades. Introducir cambios que desestabilicen el orden establecido que afecta y destruye la naturaleza y la humanidad. Sueños engrandecedores del alma como el mar.

Sueño con ser liberados de las cárceles de los sistemas de control y del aparente bienestar, de la engañosa paz y de la frustrante justicia. Poner el vigor y gastar energías en transformar la realidad que nos subyuga y divide. Trabajar con la pasión misericordiosa de Dios que todo lo hace bueno y bello, solo porque nos ama. Y amar. Sueños de amor frente al mar.

Sueño amar y abrazar con la pasión enamorante de Dios. Y sueño una Iglesia que no se permite la exclusión de las mujeres, pecado que ha de ser reconocido y purificado. Iglesia en la que todos nos reconozcamos eucaristía, pan de Dios, que se parte y reparte para que el mundo viva. Ser eucaristía y celebradores de eucaristía, no como privilegio de una élite celebrante, sino identidad personal de todos. Somos eucarísticos, esta es la clave para que todo pueda ser de otra manera. Todo depende de una identidad: Ser; ser pan y alimentar. Mujer isleña soñando frente al mar.

Y sueño que en la Iglesia las cosas cambien desde la base, por las convicciones interiores, capaces de crear lo inesperado. Quien inspira es el Espíritu de Dios. El pequeño nieto de una amiga mía, tras asistir a una misa, presidida por el obispo, dijo a su abuela, refiriéndose a la mitra: «No me ha gustado nada aquel hombre que se ponía y se quitaba una cresta en la cabeza». Al decir de un niño, sueño que los jerarcas eclesiásticos tengan el valor de cortarse la «cresta», deponer el báculo, bajar de los tronos, salir de los palacios, quitarse los ropajes, ceñirse la cintura, abajarse a los pies de la humanidad y lavárselos. Tal vez, si son capaces de romper con el estancamiento y formas cada vez más tradicionalista, alejadas del Concilio, con maneras absolutistas y juridiscistas, creando un estilo más sencillo y al modo de Jesús. Tal vez entonces, estaremos más cerca de realizar el sueño de Dios para toda la humanidad. Sueño sueños de libertad junto al mar.

8 respuestas a “SUEÑOS JUNTO AL MAR

  1. marivjo 5 febrero, 2021 / 10:28 am

    Aparte de otros muy buenos sueños, el de los ropajes, mitras y todo «eso» coincide con el mío de hace muchos años. Hace tiempo leí a alguien que los llamaba «payasos de rojo sin ninguna gracia». ¿No podrán copiar a Pedro Casaldáliga recientemente fallecido en lugar de…? Tú te has fijado que el Papa Francisco en las homilías no se calza la «cresta», mientras que al resto de obispos les parece que tal cresta tiene que acompañar necesariamente a la Palabra? Bueno, Anna, que te acompaño en tus sueños. Gracias por participarlos.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 5 febrero, 2021 / 10:33 am

      Esto, la exclusión de las mujeres, el menosprecio del laicado. Todo junto y mucho más, es una realidad totalmente alejada de Jesús y su Evangelio

      Me gusta

  2. Alberto orero veintimilla 5 febrero, 2021 / 11:00 pm

    Gràcies Anna. M’ ha agradat molt el text «Sueños junto al mar».
    Aberto.
    ________________________________

    Me gusta

  3. Luis Alberto de Jesús y María 6 febrero, 2021 / 9:18 pm

    Gracias Hna. Anna. Dios con nosotros, y le pido una oración por un pobre servidor que soy pecador. Gracias Hna. Anna un saludo a su comunidad, Dios nos colme de bendiciones.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 6 febrero, 2021 / 10:39 pm

      Para Dios, eres hijo amado. Dios solo te mira con amor. Dios quiere tu confianza, tu esperanza. Él te da su amor y perdón. Dios te da su paz.

      Me gusta

  4. María Catalina 6 febrero, 2021 / 9:20 pm

    Gracias hermana, comparto tus sueños. Especialmente el de una Iglesia menos jerarquizada y más enamorada y apasionada por Jesús. A modo de comentario, nuestro obispo es de esos valientes ‘sin crestas’, se sienta en la plaza a tomar mate y conversar con las gentes que pasan, es gracioso y sin afectación, cercanísimo con todos hasta el punto de jugar volley con nosotras y futbol con los chicos. Es muy querido. Gracias a Dios existen «jerarcas» como él, hermanos buenos, como mi obispo Martín.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 6 febrero, 2021 / 9:27 pm

      Que ilusión tener un obispo hermano y amigo. Dile mi agrado a tu obispo, por ser sencillo y humilde como Jesús. Y soñemos…

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s