SENTIRES DEL ALMA VIII

c574e4b8-bf51-4b8a-bb3b-e951e281a999

  •  Nací en Menorca, pequeña isla balear, hecha de tierra, piedra y mar, de viento y de sol, bajo el techo del cielo azul. Pertenecí a este lugar que me configuró. Hoy es un recuerdo amable de lugares y playas de ensueño, de juegos y colegio, de juventud y placeres de amor. Menorca es el hogar donde el nido ha quedado vacío. El amor navega en una barca. Hoy toco tierra, mañana vuelvo a zarpar. En mi corazón Menorca, el viento, el cielo, una barca y el mar. 

4cb2dbb5-6746-420b-a40a-289e02f2cdf1

  • Tengo un cesto lleno de fósiles de conchas y caracolas de mar. Mi padre, en su trabajo de taladro, los encontraba y guardaba en la cesta de mimbre. Son el valor de vida de miles y millones de años ha. Los fósiles recobraron vida cuando mi padre los encontró y en casa los supimos apreciar. Ahora ya hacen expuestos en el cesto y los estantes. La gente los admira en silencio. Los fósiles son presencia y silencio de tiempos remotos, palabra callada. Tomarlos en la mano me hace estremecer. Lo que fue permanece y vuelve a revivir.
  • Qué importa lo que yo diga, lo que pienso y siento, lo que vivo y sueño. Mañana o en un instante moriré. Y la vida seguirá sin mí. En las noches claras de verano pasearé por las playas de mi eternidad.
  • Cundo me rio a carcajada limpia me acuerdo de mi padre. Soy como algo que él dejó aquí. Mis genes y mi genio son Seguí y un poquito menos Martí.
  • Los nombres de mi padre y mi madre no rotulan en una lápida. De tierra a la tierra volverás. Florecen las flores en aquel lugar. Y los veo sonreírme en las claras noches estrelladas, tan de veras resucitados en Dios. Volveremos a vernos en la Jerusalén celestial.
  • Estás dentro y me das vida. Vivo porque me vives. Y tantas veces me percibo sepulcro negro, fétido y cerrado. Tú el Resucitado, como nuevo amanecer, irrumpes en mis muertes y quiebras la piedra de la entrada del sepulcro, saneas las heridas del corazón. Me adornas de amanecer resucitado, soleada de tu Luz salvadora. Me tornas alegre mensajera de tu verdad libertadora.
  • Cerramos las puertas con llave. Tememos vivir abiertos. Al fin, es tan poco lo que nos pueden quitar. Estamos atados de miedos. Y muchas veces sin compartir. Los miedos, la desconfianza, infraternos, todo junto nos lleva a vivir hambreando libertades que bloqueamos a causa de nuestra propia estrechez mental y corazón blindado. Abrirnos.
  • Donde había prados sembrados de trigo, hoy se levantan pisos y más pisos. Lo que fueron trigales, ya no dan espigas ni pan. Vivimos entre asfaltos y cementos. Nos falta ver campo abierto, frescor y belleza de las flores al descampado, frágiles y coloreadas mariposas, arboles donde anidan y trinan los pájaros, vuelo de palomas. Es bueno sentir algo natural y salvaje dentro de nosotros.
  • Cuando lo temperamental me arrebata, pon, Señor, una mordaza en mi boca y una flor en el corazón.
  • El amor nos hace lucir lo mejor de nosotros mismos. Nos hermosea.
  • Entre tú y yo asoman diferencias y un océano nos separa. En las corrientes de agua confluimos para darnos la mano. Las diferencias no matan el amor. Lo pueden enriquecer.
  • Los humanos, por miles de años, adoramos a los dioses. E ignoramos lo mejor. Que somos hijos e hijas de Dios. Ahora, ¿nos hemos enterado de que Dios es nuestro Padre? Todavía ignoramos la fraternidad.

6 respuestas a “SENTIRES DEL ALMA VIII

  1. marivjo 14 mayo, 2021 / 9:49 am

    Buenos día, Anna. Solamente un desahogo con respecto a ese párrafo: «Estás dentro… Tú el Resucitado…» Las heridas de mi corazón siguen manando sangre y no he tenido ningún amanecer resucitado. Y cómo lo extraño, y cómo lo sufro, y cómo lo añoro.
    Sólo me queda un creer frío y un esperar desinflado. Ponme una inyección (aunque ya me inocularon las dos de Pfizer). Esto sí que es un vivir sin vivir en mí, pero al revés.
    Una delicia de artículo.
    Un abrazo, Anna

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 14 mayo, 2021 / 9:58 am

      Decirte que abras los ojos de la fe y cierra los del lamento. Entonces, ni que sea por un momento, una luz resplandecera. Es el Resucitado. Y decirte que te quiero, es también decir del Resucitado. Con amor y comunión.

      Me gusta

      • marivjo 14 mayo, 2021 / 6:31 pm

        Me quedo con tu decir…

        Me gusta

  2. LUIS ALBERTO DE JESÚS Y MARÍA 14 mayo, 2021 / 10:00 pm

    Que hermoso Hna, Anna, es como un desahogo del alma, y al final crea trascendencia al ser real y que brota del corazón, un resumen de algunos escritos pienso pero son como notas de una melodía sin una de esas notas la melodía no sería la misma, así lo entiendo. ¡hermosa melodía!.

    Sabe? en estos días que he regresado a lo profundo del mar me han sucedido cosas curiosas, una. el primer pescado que saque era un «cirugano azul» y como no se come ese, lo tuve que regresar feliz de que siguió nadando y ahora me ha tocado ver cardumenes enteros de este tipo de pez pero con una calma que incluso como si me invitaran a nadar con ellos y de hecho lo han echo así, me he sentido como un invitado en su mundo. hermoso cada día, hermosa sinfonía submarina. Seguimos trabajando y luchando por un sueño eterno. En comunión, saludos y bendiciones a su comunidad!

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 14 mayo, 2021 / 10:26 pm

      Muchas gracias por tu decir. Y muy interesante tu buceo. Belleza de un paisaje que no todos podemos disfrutar, un privilegio para privilegiados. Gracias por hacerme partícipe de este disfrute.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s