SENTIRES DEL ALMA X

pista hayedo

  • En la soledad, la mirada contemplativa tiene capacidad de llenar vacíos y besar amablemente los fríos afectivos.
  • El pensamiento es creativo, las palabras lo expresan para mover a crear los cambios. Una puerta se abre, entrar. Un camino se inicia, caminar. Y no volver atrás. Dios siempre nos abre caminos por donde se nos hace encontradizo.

  • La paz interior es contemplativa. Una leve sonrisa en mis labios por la amable belleza del prado, donde las vacas pacen la hierba fresca y verde, sus ubres abundantes amamantan los terneros. Sestean las ovejas, mientras brincan los pequeños corderos. Y me duermo sobre la hierba, tumbada al sol en la pradera, hasta que siento en mi cabeza el mordisqueo de una cabra negra, confundiendo mi pelo con la hierba. Los pájaros vuelan de rama en rama y trinan con candor. Las abejas, de flor en flor, recogiendo el néctar. Gustaré la miel de romero y flor de almendro. Beber vino bajo la encina, gustar el almuerzo, jamón y queso, un pastel de pasas y crema. Las montañas con nieves perpetuas, me zambullo en las frías aguas del riachuelo. En el mar, las olas danzan a ritmo de la música que les regala el viento. La barca zozobra bogando esforzada en su intento por llegar al amarradero. Aconteceres sencillos de la vida, hacen que la paz interior sea contemplativa. Cada día, salir tranquilamente al campo, al mar, la montaña, saborear naturaleza, gustar su amabilidad. El canto del viento alegra nuestra soledad, la calidez solar abriga los fríos de nuestros afectos. Recoger el alma en un rezo y cantar. Y Dios presente en todos nuestros momentos.
  • El despertador me arranca de profundos sueños. Ya no sé cuándo vivo, si cuando duermo o cuando despierto. El sueño me recupera del vivir que me desgasta. Más sueño me cupiera, hasta vivir soñando.
  • Creer, tener fe, como gracia recibida.
    Creer es un don.
    Creer, es tener fe en el Dios de la vida y la vida en el AMOR.
    Creer, es la confianza de que Dios es solo y todo AMOR.
    Creer, tener fe, es un proceso de larga y lenta purificación y transformación.
    Creer, tener fe, es llegar al vacío de todas las cosas,
    de la imaginación, de las formas, de los pensares,
    de los saberes y decires,
    para estar limpios y dispuestos,
    para recibir y ser solo en Dios.
    Creer, tener fe, es ser humanos en Dios y en amor.
    Solo el amor dice la hondura de la fe.
    Solo el amor dice quién es Dios.
    Solo el amor dice el Dios en quien creo.
    Solo el amor nos hace Eucaristía.
  • El cuidado amoroso de las flores del jardín las hace florecer con frondosa alegría. La naturaleza tiene corazón, bondad, belleza y alma contemplativa. Solo un alma con delicadeza las riega, las poda, les quita las hierbas, las protege de las plagas, las ayuda a florecer. Perfumean alegres las flores del jardín. Una jardinera las ama y cuida.

Una respuesta a “SENTIRES DEL ALMA X

  1. Luis Alberto de Jesús y Maria! 12 junio, 2021 / 4:17 am

    Cuídanos Madre Santísima! Muy hermoso, un saludo hna. Anna!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s