VERME A LA LUZ DE LA PALABRA

37ec7103-f95d-47e2-92a3-501e2987ea5f

DOMINGO XII DEL TIEMPO ORDINARIO

“Hasta aquí llegarás y no pasarás; aquí se romperá la arrogancia de tus olas” (Job). Mi impulso temperamental se levanta como un mar embravecido. El pensamiento impetuoso irrumpe en despotismo arrogante y palabras afiladas e hirientes. Solo tu gracia pone límite al despropósito y me hace enmudecer. Caer al abismo de los infiernos, hasta gritar de angustia y miedo para que me saques de ellos y me arranques de la tribulación.

“apaciguas la tormenta en suave brisa” (salmo), y amansas el mar, enmudeciendo el rugido de las olas. Ser llevada a una playa de aguas mansas y claras, de arenas blancas, acogiendo mi ansiado descanso en la paz. Y dar gracias porque siempre me salvas. A tu lado, experimento sanación y salvación.

“Nos apremia el amor de Cristo” (Pablo). Amante que me amas. Tú me pones identidad humano divina junta, porque “El que es de Cristo es una criatura nueva”. Siempre me haces avanzar en novedad.

Tú estás conmigo y me llevas a la otra orilla, me haces atravesar huracanes y olas gigantes, y permites que experimente el pavor del miedo, cuando siento que todo irrumpe contra mí y todos me desprecian. Me hundo sin poder hacer pie en el mar embravecido. Yo grito, pequeña criatura indefensa, y tú duermes, inmutable, sin hacer caso de mí. Cuando ya desespero y la angustia me aprieta por todas partes, tú te levantas sereno y calmas la tempestad. Mi barca se torna ligero balandro, que se mece tranquilo sobre las aguas del mar en calma. Me miras amante y susurras delicada tu palabra: “¿Por qué eres tan cobarde? ¿Aún no tienes fe?” (Evangelio). Y me lleno de espanto cuando veo que todo queda ordenado a tu querer. Todo te obedece, y tu gracia en mí, hace que yo también. Amáñame a tu placer.

6 respuestas a “VERME A LA LUZ DE LA PALABRA

  1. Luis Alberto de Jesús y María 20 junio, 2021 / 2:04 am

    Sin Palabras! Saludos!

    Me gusta

  2. María Catalina 20 junio, 2021 / 3:05 am

    «La voz del Señor sobre las aguas, Él hace oír su trueno, el Señor sobre las aguas torrenciales.
    La voz del Señor es potente, su voz es magnífica» (Salmo 29).
    Gracias, hermana, por compartir tu vida y por escuchar-obedecer su voz. Tu sí a Él es aliento en nuestras tempestades personales.

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 20 junio, 2021 / 11:52 am

      Gracias por tu decir. La comunión y comunicación unos con otros nos ayuda a llevar mejor nuestras cargas y pone alegría en los momentos de desaliento.

      Me gusta

  3. mdamat 20 junio, 2021 / 12:23 pm

    No hi ha cap tempesta que el Senyor no pugui calmar! És la nostra poca fe que ens enfonsa en la buidor de l’abisme! Senyor crec en la teva presència i la teva fortalesa. Done’m més fe!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s