SENTIRES DEL ALMA XV

DSC04473

  • El amor escribe cartas sobre el mar. Tinta azul oscuro, profundidades de océanos.
  • El amor susurra un “te quiero” en el aire, silbos amorosos acarician el rostro. Envueltos y mecidos en ráfagas de viento. Descansamos los cansancios cuando el amor unta el cuerpo de ternuras suaves y amantes. El corazón es el hogar del amor. 
  • El silencio del amor está hecho de susurros amantes. Dios es callado amor.

  • En el centro de mi vida y en Cristo Jesús, nacen las intuiciones profundas del Evangelio que cambian el ser y la humanidad entera. Una siembra y un fuego. Un cambio de vida radical donde el amor lo vehicula todo.
  • Nunca estamos solos ni vacíos. Donde no llegamos los humanos, llega Dios. Somos y estamos en Él. Dios es nuestra llenura. Dios sale a nuestro alcance.
  • La Palabra de Dios teje sobre nosotros bordados de auroras boreales, colores amantes, ráfagas de luz, belleza y bondades.
  • La soledad está tejida de silencio amoroso. Siempre hay un tú que reposa su mano amante sobre nuestro corazón. Es el consuelo de Dios que nos llega por los hermanos.
  • Bajo la frondosa higuera de hojas verdes, un puro silencio recoge el alma para mecer dolores. El miedo lo rompe la sonrisa. El reloj marca el ritmo de las horas heridas, y camino hacia las playas de arenas blancas y aguas mansas, allí esperaré el momento resurreccional, donde enfermedad, heridas y dolor quedan sanados. Ver encender tus mejillas sonrosadas y risas alegradas, tus ojos azules de cielos claros y tus cabellos rubios, ondulados de aires marinos. Entrar en el mar y nadar. Salir curada. Los que amo y sufren sanarán.
  • Por la ventana contemplo el mar. Mi vida está ligada al mar. Tengo calas y playas en mi alma. Sueño rumores de olas bravas, golpeando rocas y tumbándose en la arena para lamer y besar la playa, espuma blanca y orilla agitada. El zumbido del aire y el bullicio de las gaviotas paseando por la arena, ensayo de vuelos torpes las pequeñas, planeando cielos los vuelos armoniosos de las mayores. Despierto soñolienta dentro de un saso de dormir, refugiada en una cueva. Bajo a la playa temprano, solitaria, callada contemplativa, siempre orante. Las gaviotas, la arena y las algas, el mar, y a lo lejos una barca. El sol se levanta y en el mar se lava la cara. Me decido y me zambullo en el agua, fría, salada, tonificante y nadar hasta cansarme. El mar se queda en mi alma. Mis lágrimas son saladas y mi sonrisa espuma blanca. Oro junto al mar y el sol enciende sus rayos, en ellos, Dios me abraza. Soy del mar, playas y calas en mi alma.

 

 

 

 

6 respuestas a “SENTIRES DEL ALMA XV

  1. Pili 27 agosto, 2021 / 5:36 pm

    Belleza de escrito Ana,es bellísimo

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 27 agosto, 2021 / 6:00 pm

      Los sentires del alma de los seres humanos siempre son una belleza, reflejo del Dios que nos ha creado. Gracias por tu aprecio.

      Me gusta

  2. Pili 27 agosto, 2021 / 5:41 pm

    Tu vida siempre ligada al mar,lo vives y lo sientes,lo extrañas y lo amas,el mar…tu mar…nuestro mar🧜🏼‍♀️🙏

    Me gusta

    • Anna Seguí ocd 27 agosto, 2021 / 6:03 pm

      Menorca és el nostre mar. Tan especial, ses nostres cales tan úniques, tan metes, tan clares, tan nostres… Per sempre el mar.

      Me gusta

  3. enrisagunto 31 agosto, 2021 / 6:48 am

    Es precioso, Anna. Tienes un don! Queta.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s