BALBUCEOS DE POETA

 

IMG-20191103-WA0003

Cuando oro, tantas veces frente a la ventana, juego a ser poeta de balbuceos, expresando mi sentir a Dios. Tempranea, las luces del pueblo tintinean soñolientas por su larga vela nocturna, de sueños y desvelos.

En el horizonte, la sombra de la noche se desvanece, cuando clarea una muy tenue luz. El cielo recibe los primeros rayos del sol, levantándose de su lecho de mar  y se eleva escalando el cielo, desplegando su potencial luminoso. Sigue leyendo

COMIENZOS ORANTES

001 (113-2)

En mis comienzos orantes con aquella simpática afición de ir a orar desde el mirador del Panell, aprendí a contemplar contemplando el pueblo. Y me fui disponiendo a escuchar a Dios escuchando el piar de los pájaros, el ladrido de los perros, el cacarear de las gallinas, el mugir de las vacas, el balar de los corderos, los ecos de las voces de las gentes. Tan sencillamente vida de pueblo, allí, en el Panell, mirando el cielo, mirando el pueblo, mirando el campo, me dispuse a escuchar a Jesús o pensando que estaba a mi lado y estarle amando. Sigue leyendo