A PESAR DE TODO, ¡LIBRES!

freedom-2053281_960_720

Queridísima Mara: Vengo a desahogar contigo un ¡Ay! contenido en el corazón y que me subleva interiormente. Decirte que, las monjas de vida monástica y contemplativa, volvemos a ser víctimas de los dos últimos prelados de turno, Joao Braz de Aviz y José Rodriguez Carballo, que, más allá de la voluntad del Papa y la ley, nos imponen el Asistente eclesiástico a todas las federaciones. Así, sin más, ordeno y mando, sin posibilidad de apelación para evitar esta imposición. Seguir leyendo

EN LOS PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN

download

Queridísima Mara: Te dedico este escrito a ti y a todas aquellas personas que sufren la penosa angustia en las largas noches oscuras de la transformación. Todos y todas sois Mara.

En los procesos de transformación, querida Mara, en ocasiones de mucho dolor y espanto, el ser queda oscurecido y penando el alma. Se experimenta ser trastocada y descolocada, alterado el sentimiento, solos los afectos, emperezada la voluntad, oscurecida la imaginación, inhabilitada la acción, enmudecida la palabra, turbio el pensamiento, entumecida la psique, el humor malhumorado, la actitud crispada, ensombrecida la mirada. Sentimiento de muerte al fin y de larga duración. Seguir leyendo

EN MEMORIA DE HANS KÜNG

images

Queridísima Mara: Muchas gracias, por ser la primera persona -junto con mi comunidad-, en darme el pésame por la muerte de mi querido teólogo Hans Küng. De él me sale decir, con palabras bíblicas dedicadas al profeta Elías: “Surgió un hombre, un profeta como un fuego, cuyas palabras eran horno encendido. ¡Qué terrible eras, Elías (Hans Küng)! No hay nadie tan glorioso como tú. Dichoso quien te vea antes de morir (y más dichoso tú que vives)” (Eclo 48). Seguir leyendo

MUJER HERIDA

rosas-varias

Queridísima Mara: Con motivo del Día Internacional de la mujer que se nos avecina, quiero manifestar, como mujer herida, que también esperanzada, lo que siento dentro de mí por el hecho mismo de ser mujer. Hay como una fuerte resistencia en mi interior que anhela plantar cara a la injusticia que genera la exclusión de la mujer en la Iglesia por el sistema eclesial. Siento un inconformismo indomable que grita la segura verdad de que las cosas, en el interior de la Iglesia, pueden y deben ser de otra manera. Seguir leyendo

EN MEMORIA DE ENRIC ENRICH

IMG_20170526_173824

Queridísima Mara: Creo que nunca te he contado la buena amistad y gran cariño que tenía a un hombre de mi pueblo, que era sacerdote y que, para mí, fue modelo de verdadero discípulo de Jesús. Se llamaba Enric Enrich Coll. Nació en Ferreries el 16 de marzo de 1933. Recientemente, ha muerto de coronavirus. Primero murió su hermana Ángela -a quien siempre estuvo profundamente vinculado-, y que también ha muerto a causa de la epidemia; al día siguiente murió él, como una gracia de Dios que, en la vida y en la muerte, los ha querido mantener unidos.  Seguir leyendo

MISCELÁNEA

 

 

DSC00469

Queridísima Mara: Asomarme a ti, ni que sea por medio de unas breves letras, me produce descanso y contento. Siempre me sé acogida y comprendida por ti, gracias por estar ahí. Acabo de regresar de un saludable paseo por el campo. Me ha reconfortado sentir el frescor y la caricia del aire matinal, envuelta por la placidez del cálido sol, que me ha hecho apreciar la proximidad de la primavera ante los almendros pletóricos de flor y la exuberante frondosidad de la mimosa. Respiré a fondo la suave benevolencia que nos regala la naturaleza. Seguir leyendo

PALABRA DE SU PALABRA

IMG_7749

Queridísima Mara: Llevo un tiempo de gozo interior, sostenido a lo largo de la jornada, sin que los aconteceres, positivos o negativos, me afecten en detrimento de este sereno gozar. Y esto entra también de lleno en los momentos orantes. Es así que, en la oración mantengo una actitud atenta, como si percibiera que Dios, dentro de mí, me pide permiso para hacerme palabra de su Palabra. Y le digo que sí, que lo realice en mí. En la noche, Dios dispone mi terreno para la siembra. Crece la Palabra como trigo para la cosecha. Todo quiere devenir de Dios. Seguir leyendo

SER PROFETA

 

profeta 2

Queridísima Mara: en nuestra última conversación, te expliqué esa evolución que siento crecer en mí. Me siento nacer en la dimensión de Nuevo Testamento, de seguidora de Jesús y su Evangelio, como nunca lo sentí vivir en otro momento. Y siempre te acabo explicando la realidad profética que bulle dentro mí como llamada y misión. Esto también es camino abierto y realidad interior en evolución. Y me dices que te explique cómo lo vivo, cómo lo siento realizar interiormente, cómo deviene la llamada y el lanzarme a definirme atrevidamente como profeta e hija de profetas y de la casta de Elías. Te escribo a corazón abierto para explicarte todo esto. Al fin, el Carmelo es tierra de profetas, otras hermanas veo con este carisma y lo hablamos también. La Iglesia es realidad profética y todos somos sacerdotes y profetas como identidad de pertenencia a Cristo que nos hace lo que Él es: sacerdote y profeta. Seguir leyendo