EL CIEGO DE NACIMIENTO

z11DOMINGO IV DE CUARESMA/ CICLO A/ (Jn 9,1-41)

Desde los inicios de su actividad evangélica en favor de las gentes, Jesús se nos presenta como luz del mundo: “Yo soy la luz del mundo”. Jesús sale al encuentro de una necesidad, la ceguera de un hombre. Jesús está ante mí deseoso de sanar todo aquello que es carencia y menesterosidad.

¿Cuál es nuestra ceguera personal, cuál la comunitaria que necesita ser curada?, ¿qué zonas de nuestro ser están oscurecidas, faltas de luz para ver, entender, comprender?, ¿qué ceguera de obsesiones e intolerancias, violencias, envidias y rencores? En fin, se trata de ponernos al descubierto ante nosotros mismos al paso sanador de Jesús. Dejar que nos entre la luz sanadora de Jesús. Atrevernos a vernos al desnudo ante Dios y nosotros mismos. Seguir leyendo

LA TRANSFIGURACIÓN

4600cbc39655b9d6d624de326de84a70 DOMINGO II DE CUARESMA / CICLO A / (Mt 17,1-9)

Este evangelio es más un relato teológico que histórico de Jesús. Forma parte de las teofanías-epifanías, que se narran en la Biblia, llamadas manifestaciones. Es expresión de la fe pos-pascual, que ve en la transfiguración la nueva vida del Resucitado.

El relato está recogido en los tres evangelios sinópticos –Lc 9,28-36; Mc 9,2-8; Mt 17,1-9- y tiene su paralelismo en la entrega de las tablas de la Ley a Moisés en el Sinaí. Su narración contiene un lenguaje apocalíptico donde resuena la tradición de las teofanías de Dios, fundamentalmente en el Antiguo testamento.

Seguir leyendo

TENTADO

estudio-de-textura-i DOMINGO I DE CUARESMA / LAS TENTACIONES (Mateo 4, 1-11). CICLO A 

Ver a Jesús tentado por el diablo nos pone de manifiesto no su divinidad, sino su humanidad. Le hallamos no como un privilegiado, sino como un hombre que sufre la prueba de la tentación diabólica. Dios lo pone al desnudo ante la prueba, con toda la fragilidad de su carnalidad. El Tentador desafía la fuerza interior de la fe de Jesús en Dios, quiere que actúe al margen de su voluntad. Seguir leyendo

NO PODÉIS SERVIR A DIOS Y AL DINERO

  c25c01a  Semana VIII, Ciclo A. Lc 6,24-34

“No podéis servir a Dios y al dinero”. Jesús conoce a fondo la debilidad del corazón humano. Él no quiere que seamos personas divididas por dentro, y nos hace una llamada al absoluto de Dios. Que vivamos adheridos a Él como único Señor y amo de nuestra vida. Personas ordenadas y firmes por dentro, orientadas a la propagación de la Buena Nueva.  Seguir leyendo

ORAR PARA SER ILUMINADOS E ILUMINAR

_mg_7180

                                                                                                  Anna Seguí Martí, ocd

Introducción                                                                         

Se ha dicho -y va bien dicho- que, Teresa de Jesús es maestra de oración. Para Teresa, la oración fue el hallazgo determinante, como mujer de fe, para ser y hacer Iglesia, en el ya lejano siglo XVI. Ser Iglesia desde su puesto de orante, en el recién fundado Carmelo Descalzo, configuró un nuevo carisma dentro de la vida religiosa, donde, oración, vida fraterna, silencio, estudio y trabajo, se armonizan y generan evangelio.  Seguir leyendo