la oración y el problema de Dios

 

hans

 Por Anna Seguí ocd
KÜNG, H., La oración y el problema de Dios. Ed. San Pablo, Madrid 2018, 14 x 19’5, 98 pp.

Hans Küng, el hombre de la Libertad conquistada y de la Verdad controvertida, teólogo audaz y desafiante, pone en nuestras manos una pequeña obra sobre un tema también controvertido en nuestro tiempo: La oración y el problema de Dios. 

Está escrito como un canto con encanto poético, con autenticidad y convicción profunda, apelando a la fe confiada del creyente. Una convicción orante traspasa todo el libro. Y ante la crisis de oración, no pone el problema en cómo hemos orado en el pasado, sino afrontando este presente para entrever cómo podemos y debemos orar hoy, porque: De hecho, la crisis de la oración es una crisis de fe en Dios en general. Y remarca un sí grande a la oración, no para que satisfaga nuestros deseos, sino, bien cimentada en búsqueda de la voluntad de Dios, como única realidad que constituye nuestro bien. Lo resalta así: Su voluntad es el bien, el verdadero bien de los hombres: es bueno lo que Dios quiere. Sigue leyendo

Anuncios

LA VERDAD

laverdad-placeholder

                                                                                          Anna Seguí ocd

Y, ¿qué es la verdad? 

Pretender decir algo sobre la verdad es casi una osadía por la profundidad, la inmensidad y lo inabarcable del tema. Solo a modo de balbuceo, con temor y temblor, me atrevo a pronunciar lo que no es más que una insignificancia. Y, de inmediato, en el intento de apalabrar algo sobre la verdad, me viene a la mente una pregunta que formuló Pilato ante Jesús: “Y, ¿qué es la verdad?”. El texto queda cortado y no hay respuesta. ¿Calló Jesús ante Pilato? Los Evangelios señalan este silencio en el interrogatorio que se le hizo: “Jesús callaba sin responder nada” (Mc 14,61). Es desconcertante el silencio de Jesús, ¿por qué calla? Tal vez porque ya se había dicho a sí mismo y opta por silenciarse, quizá porque Pilato, viéndole y oyéndole no le reconoce, y entonces no hay más que decir y enmudece. Jesús le había dicho a Pilato: “Yo para esto he nacido y para esto vine al mundo; para decir lo que es la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz” (Jn 18,37). Pilato le ha escuchado, pero no ha creído la verdad de sus palabras. Lo que la filosofía griega no había resuelto, aquel hombre de pueblo no le iba a aportar nada nuevo. No supo reconocer la persona que tenía delante y lo entregó sin escrúpulos al suplicio. Solo el que buscar la verdad, el Espíritu mismo lo va guiando para encontrarla. Sigue leyendo

‘Andar en verdad’ en santa Teresa

334984-e1558002092544

Anna Seguí, ocd

Buscadora de la verdad

Santa Teresa de Jesús nos cuenta que, desde la infancia, le quedó imprimido el camino de la verdad, lo relata así: “Juntábamonos (con su hermano Rodrigo) entrambos a leer vidas de Santos […]. Como veía los martirios que por Dios las santas pasaban, parecíame compraban muy barato el ir a gozar de Dios y deseaba yo mucho morir así […] y juntábame con este mi hermano a tratar qué medio habría para esto. Concertábamos irnos a tierra de moros, pidiendo por amor de Dios, para que allá nos descabezasen. Y paréceme que nos daba el Señor ánimo en tan tierna edad[…]. Espantábanos mucho el decir que pena y gloria era para siempre, en lo que leíamos. Acaecíanos estar muchos ratos tratando de esto y gustábamos de decir muchas veces: ¡para siempre, siempre, siempre! En pronunciar esto mucho rato era el Señor servido me quedase en esta niñez imprimido el camino de la verdad” (V 1,4). Sigue leyendo

EL EVANGELIO MARGINADO

2420-thickbox_default

LIBRO: El Evangelio marginado
AUTOR: José Mª Castillo
EDITORIAL: Desclée De Brouwer

José Mª Castillo, a sus años, nos vuelve a regalar con un nuevo libro: El Evangelio marginado. Avezado escritor y cuestionador sagaz, se permite escribir con anchurosa libertad crítica y objetiva sobre la contradicción entre la Iglesia y el Evangelio, como realidad grave y preocupante, que logra resumir agudamente en una breve frase de encabezamiento: “De entrada, afirmo que la Iglesia vive una contradicción que es la peor de todas las contradicciones en las que puede vivir. Porque se trata de la contradicción entre la Iglesia y el Evangelio”.  Sigue leyendo