SER AFABLES

amarOrar nos configura como personas, porque, si lo que nos humaniza son las relaciones personales, orar será configurador de un estilo de humanidad que se llama cristiana, por cuanto nos pone rostro y figura a semejanza de Jesús: «aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas» (Mt 11,29); «amaos los unos a los otros como yo os he amado» (Jn 15,12). Sigue leyendo

TÚ EN MÍ

Gustav Klimt El besoLa bondad y belleza de Tú en mí, radica en aquella verdad que constato día a día: todo se realiza en la realidad de mi propio barro, mi pobreza y mis fallas.  Nada de mí, por oscuro que sea, le es espantable a Dios. Esto, en sí mismo ya es una fiesta. Y en la anchura sin límites de su comprensión, su gracia y misericordia actúan en mí, en mi propio barro y pecado, hasta valerse de lo que es debilidad en mí. Señor, “Tú eres nuestro Padre; nosotros somos el barro y Tú el alfarero; todos somos hechura de tus manos” (Is 64,8). Sigue leyendo

GEMIR AL ESPÍRITU

Photo by Best DSC!Pedir al Espíritu Santo luz y fuerza interior para amar desde dentro, no como quien cumple una ley, sino como quien lleva en sí el disfrute del amor y el don de la amistad, hasta aquella gracia que hace sentir que así me llega el don. Y por la oración, ¡brote al fin! una confianza absoluta en Jesús que, estando en mí, me lleva en sí, en su amor y en su amar. “Amar es cumplir la ley entera” (Ro 13,10).  Sigue leyendo

ORAR NUESTRA REALIDAD PERSONAL

3036ff0a927bc0689ef9fe1734a6f809Orar ante Dios nuestra realidad personal, es tomar conciencia de que, nuestra gran riqueza interior reside  en estar hechos y capacitados para una permanente relación personal con Dios y con los hermanos. Somos seres no acabados, es verdad, pero, también somos personas humanas hechas a imagen y semejanza de Dios. Estamos llamados a vivir en un constante proceso de transformación, en un dejarnos hacer por Dios, que es nuestro hacedor. Seres humanos en permanente evolución, hasta confluir en Dios. En ti Señor reposa todo mi ser. He sido amado por ti. Sí, solo en ti se alumbra la esperanza” (Taizé). 
Sigue leyendo

ENCARNAR EL BARRO

499274315_nota31Jesús, me pongo en tus manos, mi ser entero está en ellas, para que me sigas transformando en imagen y semejanza tuya. Manosea y moldea mi barro, encárnalo, humanízalo, ponme en verdad y justicia. Hazme carne de tu carne y sangre de tu sangre, hasta devenir Tú. Y toma Tú mi barro y mi pecado clavándolo en tu cruz, hasta resucitarme, hasta ser contigo Pascua Sagrada. Que de nuestra intimidad e identidad mutua, gozo orante, afloren en mí entrañas de misericordia, regaladora de amabilidades con los demás, hasta la misma bondad compasiva, que “Amor saca amor”Sigue leyendo