SED DE DIOS

gn20130807022933Mi gran relajación es la oración. En ella, todo mi ser queda rendido ante Dios, aflojando la tensión, volcando el dolor o la alegría. Sabiéndome acogida por el amor, espero la paz como gracia y don. Todo se realiza en la fe y en la actitud de confianza plena, esperanza de mi ser creyente. Tengo sed de Dios. Sigue leyendo

Anuncios

EN TERESA, ORAR ES AMAR

maxresdefault-e1519724197890

                                                                                                Anna Seguí Martí, ocd

Definición de la oración 

Puesta a hablar de la oración teresiana, quiero enmarcarla dentro de la genial e histórica definición que escribió Teresa; sus palabras brotan de la experiencia personal y relacional mutua con Jesús, y dice ella: “Que no es otra cosa oración mental, a mi parecer, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama” (V 8,5). La genialidad de esta frase surge de la grandeza de alma de Teresa, quien hará de la oración su modo de vida, y así, para Teresa y sus monjas, orar será amar y decirlo con la vida. “Comenzóme mucho mayor amor y confianza de este Señor en viéndole, como con quien tenía conversación tan continua. Veía que, aunque era Dios, que era hombre, que no se espanta de las flaquezas de los hombres, que entiende nuestra miserable compostura, sujeta a muchas caídas por el primer pecado que Él había venido a reparar” (V37,5). Sigue leyendo

SOPLO DEL ESPÍRITU

eyJ0eXAiOiJKV1QiLCJhbGciOiJIUzI1NiJ9.eyJpbSI6WyJcL2FydHdvcmtcL2ltYWdlRmlsZVwvdmllbnRvLWRlbC1tYXIuanBnIiwicmVzaXplLDUwMCJdfQ.qtTvuX9iPXPR_ZTa7P8Vc1voCvfhXB-v038HrY3K4hcAlegre la mañana, brisa de aire suave, soplo del Espíritu, el Resucitado. Amanece la esperanza que nos hace vivir abiertos a una concepción nueva de la realidad de nuestro ser cristianos. Persona nueva lanzada a crear la novedad de vida que llevamos dentro de nosotros; un manantial refrescante que brota de la gracia del Resucitado. Soplo del Espíritu Santo que nos hace intrépidas, valientes, rompedoras de los límites y capaces de aventurar la vida. Aire renovado, hálito del Espíritu, frescor de libertad. Sigue leyendo