SENTIRES DEL ALMA II

depositphotos_179443142-stock-photo-view-from-the-open-window

  • Al amanecer, cuando me asomo a la ventana, desayuno de sol y de mar. La luz me lava la cara. La brisa me arropa. Perfumea la flor de azahar.
  • En otoño, la vida se arruga y muere. Dios acoge esta muerte. Soy como grano de trigo oculto en la tierra, todo va a resucitar. En primavera seré espiga nueva. Dios primaverea sobre mí, su aliento de vida me vivifica.

Sigue leyendo

POBREZA EN EL EVANGELIO DE MARCOS

111

Por Anna Seguí Martí, ocd

Creed la Buena Nueva 

Jesús, tras recibir el bautismo, con actitud decidida, toma la palabra y proclama: “El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed la Buena Nueva” (Mc 1,15). Su predicación es la alegre realidad de que Dios está, no solo cerca, sino con nosotros. La presencia de Jesús es la encarnación de Dios en medio de la humanidad. La Buena Noticia es Jesús mismo. Pero, las realidades de Dios requieren un corazón bien dispuesto. En el inicio del Evangelio, resuenan con fuerza las palabras del profeta Isaías: “¡Preparad el camino del Señor, abridle un camino recto!” (Mc 1,3). Es decir, tener una actitud abierta y disponible a la conversión, para que la Buena Noticia del Reino arraigue como una siembra en permanente crecimiento, hasta que nuestro ser se encarne y se impregne de la alegre verdad del mensaje de Jesús: “Dios está cerca”, le podemos hallar en medio de la humanidad y dentro de nosotros. Sigue leyendo

TALADRAR MUROS

muros-derribar

Cuando me hallo ante el muro impenetrable de mi ser, elevo un clamor orante: ¡Dios mío!, taladra los muros de lo imposible, para que pueda penetrar en el corazón del Amor. En este centro, puedo aprender a amar como Tú nos amas, y en ti, amar tu creación y tus criaturas. Vivir una comunión con todo. Y al fin, amarte tanto que ya no sepa más que amar. En ti, todo va de amor. Y todo momento relacional contigo es acrecentador del amor. Aprender a amar es el arte del buen vivir y gozar la relación. Sigue leyendo

SENTIRES DEL ALMA I

silla

Asoma un deseo en el alma. Unas golondrinas cruzan volando por mi ventana. Se lo han llevado.

Los versos se escriben con el alma. No se apalabran. Se contemplan y silencian.

En el campo de trigo, las amapolas sonríen. Mientras lo cruzaba, me invadía su alegría.

Caminaba, pies descalzos sobre la tierra. Y oraba.

Al declive de la tarde, me he sentado frente a la ventana. Tranquilamente, he comenzado a mecer la conformidad. Sigue leyendo