APODÉRATE DE MÍ

effdfff6-1e64-4397-990e-164cd115891f

Orar, es dejar a Dios que se apodere de mí. “Al despertar me saciaré de tu semblante, Señor” (Sal 16). Orar no es hablar ni pensar muchas cosas, no es discurrir, ni imaginar. Orar, ¿no es acaso permitirle a Dios que me impregne de su amor, para ser lanzada, con alas desplegadas, hacia vuelos de libertad? Orar nos dispone a pasar por la vida y las circunstancias vistiendo de bondad y hermosura cuanto hacemos y tocamos. Sigue leyendo

SENTIRES DEL ALMA XIII

_112869287_gettyimages-1209664293

  • La situación corona virus sigue mal, sin controlar. Estamos aprendiendo a vivir de otra manera. Y no hacemos planes. Nos vienen hechos de fuera. Nos planean la vida. Suspiramos. Me alimento de oración, de trabajo y lectura, de recreo, convivencia y largos silencios vacíos de sueños. El contagio y la muerte nos toca de cerca. Un médico amigo ha muerto; una amiga enfermera se recupera; ha muerto el primo de mi cuñado y la abuela de otra amiga. Si siguiera, formaría una escalera con peldaños de desolación y pena. Un réquiem por la humanidad entera, por la que muere, por la esperanza de la que se queda.

Sigue leyendo

SENTIRES DEL ALMA XII

IMG-20210609-WA0011

  • Cada día, cuando salgo al campo a pasear, hago el mismo recorrido y me encuentro con el mismo paisaje. Los mismos árboles, las mismas piedras, el romero, el tomillo y las adelfas; la misma senda y los sitios escogidos para sentarme y estar. Se necesita mucha atención para percibir los insignificantes cambios en un mismo lugar, y mucha conformidad para aceptar el límite del estrecho marco y no desesperar. Ser contemplativa me ha llevado a unos recorridos inesperados de interioridad, desconocidos, insospechados, con frecuencia tortuosos, también de paz. Y las panorámicas interiores, para héroes atrevidos. Y pasar al fin, de caminar, a ser conducida. Así, cuarenta años. Y sigo saliendo al campo haciendo el mismo recorrido y contemplando el mismo paisaje. Sin desesperar.

Sigue leyendo

EN LOS PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN

download

Queridísima Mara: Te dedico este escrito a ti y a todas aquellas personas que sufren la penosa angustia en las largas noches oscuras de la transformación. Todos y todas sois Mara.

En los procesos de transformación, querida Mara, en ocasiones de mucho dolor y espanto, el ser queda oscurecido y penando el alma. Se experimenta ser trastocada y descolocada, alterado el sentimiento, solos los afectos, emperezada la voluntad, oscurecida la imaginación, inhabilitada la acción, enmudecida la palabra, turbio el pensamiento, entumecida la psique, el humor malhumorado, la actitud crispada, ensombrecida la mirada. Sentimiento de muerte al fin y de larga duración. Sigue leyendo