CÁNTICO: CANCIÓN 2

1200px-1901-09-28,_Blanco_y_Negro,_El_pastor,_Andrés_Solá

Pastores, los que fuéredes
allá por las majadas al otero,
si por ventura viéredes
Aquel que yo más quiero,
decidle que adolezco, peno y muero.

Tras los toques amorosos del Amado, que ha iluminado el amor en el alma y la ha encendido en ansias amorosas, la amante se siente revitalizada y enardecida, como en un bullicio alegre y festivo. Pero, al esconderse el Amado, le ha dejado penando, a oscuras y en gemido. Clamor interior que le lleva a buscar y “aprovecharse de terceros y medianeros para con su Amado, pidiéndoles le den parte de su dolor y pena”. La amada ve que todo cuanto es creación y criaturas forma parte del hacer de Dios; que todo está llamado a crear una comunión y comunicación de bienes, para que todo traiga y lleve noticia del Amado. Sigue leyendo

CÁNTICO: CANCIÓN 1

xdfdbfgbn

¿Adónde te escondiste,
amado, y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste
habiéndome herido;
salí tras ti clamando, y eras ido.

El clamor gimiente reclamando presencia amorosa, es propio de quien la ha vislumbrado y quedado prendado, aunque haya sido en fugaz asomo. Nada polariza y dinamiza tanto el ser como el amor. Cuando una presencia se nos hace atractiva y nos enamora, suscita desde dentro un potencial de energía unificadora, que nos centra y concentra hacia un único objetivo: ir al alcance de la presencia y figura. El hechizo enamorante logra sacar lo mejor de nosotros mismos, nos pone en generoso desprendimiento de todo, para correr solo hacia la persona amada y deleitarnos en solo sus amores y encantos. Tenemos certeza que, dejando todo, no perdemos nada, sino que vamos tras mucha ganancia. El amor nos lanza a aventurar la vida rompiendo límites. Sigue leyendo

EN EL LECHO DEL DOLOR

anamana

4 – octubre – 2020

Pared con pared, ventana con ventana, patio con patio. Ruido de pucheros y olor a guisos. Rumor de rezos. Jolgorio del recreo de los niños. Todo esto era lo que mi madre, desde que nació y hasta que se casó, era lo que respiraba, veía y oía desde su casa pegada al convento de las hermanas franciscanas. Hoy, día de San Francisco, sería un gesto hermoso que, el Santo que amaba la hermana muerte, la recibiera junto a Dios. Y mi padre la reciba con la alegría de su primer enamoramiento. Vuele ya a la luz eterna, a la fiesta de la Pascua celestial. Lo pido a Dios de todo corazón… ¡Sea!, pero hágase tu voluntad…

5 – -0CTUBRE – 2020

Mi madre, a las cinco de la madrugada, ha pasado de este mundo al Padre. Descanse en la paz de Dios. Del alma, surge un gracias amplio e intenso por esta madre que nos amó y cuidó. Ella permanecerá para siempre en nuestro corazón de hijo-as amados. Mamá, me ha gustado mucho ser tu hija. Te queremos.

CÁNTICO COMO PROCESO DEL ALMA ENAMORADA

figure-6083_960_720

Anna Seguí, ocd

Una lectura de las estrofas 1-13

Introducción
Bien puede decirse que Cántico Espiritual es el testimonio personal de Juan de la Cruz, seguramente su experiencia mística más profunda. El Santo abre su alma y nos cuenta, cantando en poesía, la búsqueda ansiosa del Amado y la dicha conmovedora del encuentro. Es su experiencia vivida y plenitud de su alma, explicada en clave de enamoramiento. Y es invitación a toda alma amante a entrar por este camino. Búsqueda, asomos, esconderse, clamores, gemidos, más asomos y más escondrijos. El Amado se va manifestando a la medida del reclamo, de la súplica ansiosa a la dicha del encuentro. Sigue leyendo